13/6/08

Un tipo al que le salieron las cosas como quería

Después de la obtención del Torneo Clausura y mientras esperamos las finales contra Defensor Sporting (a la Selección por ahora no la seguimos por los argumentos antes dados), tenemos un ratito para seguir mirando la tan hermosa historia de Peñarol. Y ya que coincide este ratito con la participación de Uruguay en las Eliminatorias, que mejor que recordar al arquero de la Celeste del 50 (eso era una Selección), Don Roque Gastón Máspoli.
Nació el 12 de octubre de 1917. Falleció el 23 de febrero de 2004. Luego de un breve pasaje por nuestro Tradicional Rival y Liverpool llegó a Peñarol en 1940, jugando hasta 1955. Con el manya salió 8 veces Campeón Uruguayo. Fue el arquero de la selección uruguaya en el recordado maracanazo del mundial de 1950, y también en el mundial de 1954. Al retirarse de la práctica activa del fútbol, desarrollo una brillante carrera como técnico, en donde dirigiendo a Peñarol salió 5 veces Campeón Uruguayo, Campeón de América y del Mundo en 1966. También fue técnico de la selección uruguaya, dirigiendo a la celeste en el mundialito de 1981 que obtuviera Uruguay.
De hecho, es el referente obligado de la posición "más injusta del balompié". Hay un antes y un después de Máspoli, pero nunca uno superior. Fue una de las figuras claves de Peñarol e integró en parte, el equipo campeón de la temporada 1949.
Proveniente del club Liverpool de la primera división del fútbol uruguayo, substituyó en la institución peñarolense en 1941 a Julio Barrios, vendido a River Plate de Argentina. Curiosamente, cuando en 1949 Máspoli fue llamado a la selección, no era el titular de Peñarol, clasificado campeón en ese año, ya que el entonces técnico Emérico Hirsch, lo reemplazó por el portero Flavio Pereyra Nattero. No obstante en esa temporada jugó cinco partidos para la institución aurinegra.
Pero fue en el período anterior al mencionado año, cuando las cosas no andaban tan bien en Peñarol, que Máspoli forjó su personalidad para enfrentar momentos adversos. Tal vez esta haya sido una de las razones que consideró el entrenador Juan López cuando lo llamó al seleccionado.
Ágil, con buena percepción para el achique y gran atajador debajo de los tres palos, irradiaba seguridad a sus compañeros y así terminó adueñándose de la portería nacional hasta llegar a ser lo que fue: el arquero titular del equipo más glorioso del fútbol uruguayo.
A los 80 años de edad tuvo la convicción de dirigir a Uruguay para las eliminatorias de Francia ´98. La selección charrúa perdió su participación mundialista un 13 de octubre de 1997, al empatar en Buenos Aires 0-0 contra Argentina. A pesar de la eliminación, Don Roque se ganó el respeto y el reconocimiento de propios y extraños, porque después de todo, volvió a jugarse por su querida "celeste", en donde fue, es y será el Arquero de la Gran Historia.
Como técnico se veía así:

1 comentario:

  1. "a la Selección por ahora no la seguimos por los argumentos antes dados", qué lamentable esa frase, estás como el Fede, o sea que me imagino que cuando Peñarol andaba mal y tenía jugadores horribles vos no lo seguías?. Por favor.

    Saludos, Pollo.

    ResponderEliminar

Datos Personales