12/12/08

Se acerca el día tan esperado

Solo 2 días separan a la parcialidad de los tricolores y a la parcialidad aurinegra de prescenciar algo que no se ve todos los días. Algunos lo describen como algo inigualable pero yo personalmente prefiero llamarle "clásico". Una palabra que ha sabido describir a la perfección más de 100 años de incomparable pasión y euforia. Esta palabra ha también acompañado a los dos cuadros por 183 partidos en el fútbol uruguayo profesional.
Este partido es en nuestro país no solo el partido por excelencia y el que hay que ganar sino que también el que atrae más gente al Estadio Centenario. Este estadio tiene tendencia a estar completo hasta el último asiento de la punta de la Olímpica. Si se vendiesen entradas para verlo desde la punta de las torre seguramente algún enfermo del fútbol asistiría allí, aunque es ínfima la probabilidad de que esto acontezca.
Las tribunas Amsterdam y Colombes se encuentran a metros de distancia mas las sensaciones cuando culmina el match, y a pesar de la distancia, son encontradas. La alegría en su máximo esplendor y la tristeza en su más trágica representación salen una por cada puerta de la respectiva tribuna. Al haber culminado el partido, unos van a festejar mientras los otros mastican el asqueante sabor de la derrota. Pero siempre su principio es una fiesta, pero al revés que un cuento de hadas para un hincha de Peñarol o Nacional ese Domingo no sea un Domingo feliz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales