28/1/09

Explíquelo, si puede

Hace ya un par de días la renuncia de Saralegui trajo a Julio Ribas a Los Aromos. Nadie cuestionó su llegada y el periodismo deportivo se portó bien con él. Pero el baldazo de agua fría no se hizo esperar. Ahora el señor Ribas dice que no va a dar las alineaciones antes de los partidos.
¿Y ahora? Este técnico espera que lo miremos en los entrenamientos tratando de decifrar lo indescifrable. Seguramente pretenda que admiremos su foto de cuando estuvo en Cárcel Central tras seguir manchando la poca reputación del fútbol uruguayo. Su principal característica es su filosofía barata sobre “los gladiadores de la vida y los hombres”. ¿Por qué un gladiador teme a su rival y a la gente que simplemente se esfuerza por informar a los hinchas, por qué?
Según él “en la vida el camino es duro, pero lo lindo del camino cuando es duro es que solo los duros caminan”. Bárbaro, entonces si esta publicaciones llega a los sordos oídos de Julio Ribas que me explique todo ésto, y que aclare toda esta movida mediática para hacerse más conocido y por sobre todas las cosas, para hacerse el hombre.
Desafío a Julio “Gladiador” Ribas a que me explique su insólita decisión de no dar el equipo. Desde mi humildísima posición pido al pueblo carbonero que no se enojen con el periodismo pues en esta novela hay un único responsable y culpable. Julio Ribas si usted es un gladiador de la vida y un hombre explíqueme ésto, si puede.

Por las posibles repercusiones sobre esta nota estaré disponible para contestar sus inquietudes respecto al tema de la misma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales