29/1/09

Jackson Martinez, anoche soñé contigo

¿Qué palabras usar? ¿Cómo describir lo visto? Fuimos a Medellín, y viajamos con la ilusión, pero la misma no sacó pase de vuelta. Se quedó allí sin saber a dónde ir, y esperando un milagro en Montevideo. El resultado simboliza los errores propios, los aciertos ajenos, y la superioridad notoria del DIM.
Ribas especuló tanto con el equipo que ni el sabía quién estaba en que lugar. El “Gladiador” se aferró al cronómetro como a aquella promesa de ganar la Libertadores, esta se le escapó rápidamente de las manos. Dos partidos, ocho goles en contra. ¡Viva la era Ribas!. Como dijo Rodriguez Puppo: “desde que se inventó el aceite no me interesa más la grasa”. Hago propia la frase, y pasemos a lo realmente importante, el partido.
Los primeros minutos fueron muy parejos, tanto que ninguno de ellos se esperaría la goleada que le propinó a Peñarol el DIM. Corrían 15 minutos y un cabezazo de Jackson Martinez ponía a los aurinegros un gol abajo. Los carboneros intentaron contra restar el gol del equipo colombiano, pero 5 minutos después el mismo Martinez y tras reiterados rebotes puso el 2-0.
A partir de allí Peñarol murió en el campo de juego. La presión que se realizaba al rival desapareció. Lo mismo sucedió con Nuñez y Pacheco quienes no pudieron superar el duro golpe. La rayada quería irse al descanso para descansar de estos tantos, pero tras un error compartido insólito de Darío Rodríguez y Cavallero el conjunto de Medellín se ponía 3-0 con el tanto de Iván Corredor, quién hizo honor a su apellido. Los manyas parecían cercanos espectadores o testigos oculares de una paliza, pero no jugadores.
Peñarol necesitaba revivir en el entre tiempo, el problema era que nadie esperaba otro golpe más. A los 2 minutos del segundo tiempo un jugador del DIM remata al arco, y tras una salvada de Cavallero la pelota le quedó a Martinez. Hattrick para él y a sacar nuevamente del medio. Al partido le sobraron 43 minutos ya que no pasó nada en el tiempo restante. Faltando 20 minutos Peñarol pedía la hora, dejando con carente valor la mística, la historia y lo que es Peñarol. Perdió el manya 4-0 y fue poco.
El hincha se quejaba de Saralegui, pero Ribas puso a Rotundo y a Lombardi. Nicolás parecía un poste de luz con pies y sigo sin comprender que hace Maximiliano en Peñarol. Mucho se dijo sobre que iba a jugar Arias, y no entró ni de suplente.
Cavallero no pudo evitar 4 goles, por ende baja performance. En la defensa Asconeguy perdió todo el partido con Benitez, no ganó una sola pelota. Alcoba apareció al principio (como muchos) y después hizo muy poco. Darío Rodríguez tuvo escasa claridad con la pelota cuando la tuvo que soltar, no fue de los peores. Píriz estuvo regular, lo más rescatable de la defensa dentro de la mala actuación de la misma.
Mozzo le pegó a todo lo que caminaba y Omar Perez una vez más no consiguió efectivizar un pase. Nuñez parecía un pollo mojado. Hizo acordar, a quien les habla, a Ligüera. Pacheco tiró un solo tiro libre bien, que bien supo resolver Bobadilla. Creo los más destacable fue Bajter. Jugador del club que apareció cuando íbamos mal, aunque puede que el resultado haya empañado su buen juego en el segundo tiempo por el lado izquierdo.
Llegamos poco. Por eso es que ni Bueno ni Franco tuvieron grandes actuaciones. Quizá por el tiempo en cancha y por algún intento fallido, Bueno superó a José María en ofensiva. Ninguno de los dos mostró claridad alguna.
Ahora son las 3:30 de la mañana aproximadamente. Va a costar dormir. Mañana cuando nos levantemos, miles de manyas diremos mirando al cielo: "Jackson Martinez, anoche soñé contigo".
DIM 4-0 Peñarol, y a preocuparse
Agustín Amoretti.

4 comentarios:

  1. loco la verdad es que escribistes lo que me hubiera gustado escribir a mi anoche cuando me fui a acostar caliente y no me podia dormir pensando en la mierda de partido que hicimos en colombia. la culpa es tambien de la dirigencia que gasta y gasta y no se sabe para que carajo poorque cada dia jugamos peor que el anterior y tenemos estrellistas que no levantas las patas del piso

    ResponderEliminar
  2. Ya que esta es una pagina muy visitada me gustaria poner mis quejas.
    La esperanza es lo ultimo q se pierde, asi dicen. La hinchada estaba muy esperanzada y esta ilusión opacaba la deplorable realidad. Uno al ilusionarse no piensa en lo malo. Esto nos pasó ayer, pero creanme, no hubo cuadro que MEJOR hizo PEOR las cosas para prepararse para una copa, que peñarol. Vamos por orden, se hizo una terrible pretemporada de la cual me ha llegado información que los jugadores se escaparon del establecimiento salieron a bailar y volvieron a las 6 de la mañana y muchas cosas mas sobre esa pretemporada, puede ser verdad, puede ser mentira.. Luego vino la renuncia de Saralegui luego de la derrota clasica a 10 dias del debut copero. Vino Ribas, que es un tipo que yo banco, la verdad me gusta, pero el tiene q imponer su estilo y los jugadores tenian que cambiar todo lo q hicieron en el ultimo año y adaptarse en 10 dias a algo totalmente distinto, indudablemente no se logró. Tuvimos una sola incorporación para enfrentar la copa libertadores, la cual ni siquiera viajó. UNA SOLA INCORPORACIÓN! DESPUES DE UN CAMPEONATO QUE NO FUE BUENO, NO NOS REFORZAMOS PARA UNA COPA QUE IMPLICA MUCHISIMA MAS EXIGENCIA. Por eso sostengo que aparte de que ellos fueron muy superiores, no hay equipo que mejor hizo peor las cosas que nuestro Peñarol.

    ResponderEliminar
  3. Fuimos un desastre. ¿Para ésto nos preparamos? Yo digo que nos preparamos tan mal que por eso pasan las cosas que pasan. No merecemos seguir en la Copa. Vamos a dar pena en todos lados y otra vez quisimos empezar a las piñas en el primer tiempo. ME DIO VERGUENZA Y ME FUI A ACOSTAR!

    ResponderEliminar
  4. "Todavía no hay nada perdido, nos queda mucho por perder"...
    celebre frase de un amigo visitante del blog...
    saludos cheeeeeeee y gracias por sus comentarios...

    ResponderEliminar

Datos Personales