22/1/09

Una picadora de carne

Peñarol vuelve a cambiar de DT en medio de un campeonato.
Yendo por partes, estadísticamente Mario Saralegui fue el DT que sumó más puntos en el 2008, si sumáramos los que hizo en todos los campeonatos que dirigió en Peñarol, aún más si sumáramos los de Progreso, donde tenía 9 de 12 puntos al principio del Clausura 2008, torneo que ganó dirigiendo a Peñarol a partir de la quinta fecha remando desde lejos cuando cesaron a Gustavo Matosas. Luego perdió las finales con Defensor, y clasificó tras 4 años a Peñarol a la Pre-Libertadores, estos logros son mayores de los que había conseguido Peñarol desde el 2003, pero menos de lo que el potencial de plantel le permitían, quedó gusto a poco conseguir un tercer puesto en una liguilla de seis equipos, tuvo a su favor los clásicos y en su contra la desconcentración del equipo en las finales con Defensor y el último partido de la liguilla con Rampla, confesado por exceso de festejos por ganar el clausura antes de las finales con Defensor y el clásico antes del partido con Rampla.
El Apertura 2008, lo arrancó con 3 puntos negativos por una sanción al club. Faltando una fecha para terminarlo ya no lo puede ganar, dado a quedó a 4 puntos de los líderes Nacional y Danubio, aunque seria 1 punto en la cancha por lo que deportivamente no lo perdió el campeonato, aunque si perdió el clásico por 1-0.
Los mayores problemas surgieron en la frustrada pre-temporada en San José, llena de inconvenientes de todo tipo, no propios de un club grande, con quejas de jugadores por el lugar elegido, con todos acusándose entre si y con una pre-temporada que terminó 2 días antes de lo previsto, por mil versiones que hay, pero lo cierto que terminando antes de lo planificado, por lo que la base física debe ser nula.
En ese marco Peñarol perdió de nuevo contra Nacional, esta vez 2-1 por la semifinal de la Bimbo, yendo ganando 1-0 y el rival con un jugador menos, una actuación pobre que derivó en la renuncia de Mario Saralegui, que fue aceptada e inmediatamente se arreglo el contrato con Julio Ribas, no sin mediar alguna disconformidad del consejero Rodriguez Puppo porque fue consultado último, es que si no hay algún problema no es Peñarol.
Trato de recordar el último DT de Peñarol que terminó un campeonato y un contrato.
1) 2008/09: Mario Saralegui, no termino siquiera el Apertura 2008.
2) 2007/08: Gustavo Matosas, dirigió el Apertura 07 y tenía contrato hasta el término del Clausura 08, no lo terminó.
3) 2006/07: Gregorio Pérez, tenía contrato por 2 años, fue cesado al termino del primero de los dos campeonatos.
4) 2006: Luis Garisto, dirigió 6 partidos del Clausura 2006 y fue cesado, pasando a dirigir Mario Saralegui en forma interina
5) 2005/06: Fernando Morena dirigió el Especial 2005 y el Apertura 2005, fue cambiado por Garisto para el 2006
6) 2003/04: Diego Aguirre, en el 2003 dirigió todo el año, saliendo Campeón Uruguayo. En el 2004 dirigió el Clasificatorio, Apertura y Clausura, no así la Liguilla que la dirigió Fernando Morena.
7) 2002: Gregorio Pérez dirigió Clasificatorio y Uruguayo
Hace 7 años fue el ultimo caso, desde el 2002 que Peñarol no termina un proceso que implica la ejecución de un contrato de un DT, por el lapso de lo que esta estipulado.
El promedio es de un DT por año y a veces menos, han pasado decenas de jugadores también, sin embargo la cabeza a todo esto es la misma, de acuerdo a lo que votan los socios cada 3 años.
En lo personal, era el DT que pedía o quería desde hace tiempo. Estuvo tres años, 1999, 2000 y 2001, ganó el uruguayo de 1999 con un record de goles y además entró cuarto en la Mercosur de 1999, que no es un logro histórico para Peñarol, pero es la mejor posición internacional en los últimos 15 años.
Le fue bien en todos los equipos de la B donde estuvo, en todos consiguió el ascenso, es el DT con más títulos en Uruguay en los últimos 15 años.
Lo preocupante es que se habla de Ribas y tiene hoy mayoría en la hinchada, porque tiene perfil de mano dura, que va a solucionar todos los inconvenientes disciplinarios que se sospecha que hay en el plantel.
Personalmente, no tengo duda que lo logrará, pero eso solo no alcanza, hay que ver lo futbolístico y magia no hay, por lo visto en la Copa Bimbo, el futuro de Peñarol en la Libertadores es corto, también parecería ser el de Nacional, pero eso es problema de Nacional, los sucesivos fracasos dejan una idea de que el objetivo es pasar al Medellín y no pasar papelones en la primera fase, no creo que dé el paño para más que eso, espero equivocarme.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales