9/3/09

Una verdadera vergüenza

En el blog de Mario Bardanca hay un post referido a los juveniles de Peñarol y cosas relacionadas que dan vergüenza que sucedan pero que demuestran claramente lo que es la administración Damiani Jr en su política de juveniles. A continuación les dejo dicho post y el LINK por si quieren entrar.

El sufrimiento no es un castigo, es una consecuencia, dijo alguien con acierto. Desde años el hincha de Peñarol padece los efectos de los malos manejos de dirigentes que lo han sumido en una crisis deportiva sin orientación institucional.

Las elecciones de noviembre determinaron la continuidad. El oficialismo basó su plataforma en la gran apuesta a las divisiones formativas, algo que se inició un año y medio antes, con la contratación de Víctor Púa. Y como frutilla coronadora de postre, presentaron las obras en el complejo que se construye en Canelones, unos días antes de las urnas. Todo parecía ir viento en popa.

Un minucioso informe publicado el último lunes en El Observador por el periodista Marcelo Decaux, ilustrado con fotografías reveladoras, denuncia una realidad muy diferente.

Las obras se detuvieron ya que los fondos destinados se consumieron. Juan Pedro Damiani acelera gestiones con la empresa argentina que facilitó la financiación, para conseguir 200 mil dólares que faltan y así, concluir el proyecto. Claro, habría que modificar algunos términos del acuerdo original.

Parece mentira que un club grande que paga algunos sueldos que superan los 20 mil dólares, no disponga de esa cifra para montar definitivamente la fábrica en la que se empiece a elaborar esa pretendida apuesta al futuro.

El Observador mostró canchas abandonadas, llenas de cardos y también, escombros acumulados. Pero no es lo peor, en las fotos se observan las camisetas de una divisional colgadas, secándose, para ser utilizadas por los jóvenes de otra categoría. Jugadores vestidos con la casaca tradicional, acompañada por pantalones y medias grises. Y un funcionario cargando botellas de plástico con agua de pozo porque en los entrenamientos no se dispone de agua mineral.

“Los chicos toman agua de pozo o de tanques, y casi siempre en los mismos vasos descartables que se guardan luego para otras divisionales”, explicó un ex directivo. Ese fue el motivo de diarreas generalizadas.

El drama de juveniles se arrastra desde hace años. Las formativas representaban un centro de poder, dominado en su momento por José Carlos Domínguez. Juan Pedro lo desplazó. Cuando se gestó el proyecto Púa -tomando como modelo lo que Boca hizo llevando a Griffa- el joven Ricardo Rachetti fue designado como presidente. Duró poco. Se fue argumentando que sus pedidos caían en saco roto. El Consejo Directivo no atendía sus inquietudes. Antes de fin de año pasado, Rachetti denunció a Damiani en Jefatura por haberlo amenazado.

Hace poco llegó el hijo de Sanguinetti y no duró nada. Renunció, al igual que el gerente deportivo Fernando Alvez. No había sintonía entre ex arqueros. Aparentemente, el gerente de primera, Eduardo Pereira, postergaba sus propuestas.

Por ejemplo, el informe de Decaux dice que se solicitó un desfibrilador a un costo de mil dólares que fue negado. Además, se pretendía que cinco arqueros se entrenaran en el club Malvín. Allí, realizarían básquetbol, natación y musculación como tareas complementarias. ¿El costo? 600 pesos por mes, cada uno. La respuesta también fue negativa.

Quienes formaban la comisión de formativas -Boyaro, Gioscia, Goldman, Díaz, Molla Rodríguez y Casavalle- no volvieron a ser convocados.

El nuevo presidente es Edgard Welker, vice de la institución, que actuará con su hermano Ignacio, único que permanece.

Welker entró pisando fuerte: “¿Puede que falte agua cuando uno invierte 100 mil dólares en divisiones juveniles?” Ese es, aproximadamente, según él, el presupuesto mensual.

“Hay incapacidad en el manejo de los fondos. Hay incapacidad de administración. Por eso intentamos una vuelta de tuerca arrimando gente que le haga tomar agua mineral a los chicos. Estas cuestiones no pueden volver a suceder. Hay que aliviar a la tesorería central” -me manifestó el flamante presidente de juveniles en Derechos Exclusivos de CX 26.

En tanto, los juveniles aurinegros se entrenan en el estadio Charrúa. A la brevedad lo harán en el Carrasco Polo donde dispondrán de una sala de musculación que ahora no tienen. El alquiler es de unos $ 70 mil.

No será el único gasto; en el complejo se rompió la bomba de riego. En la sede, están prontos los dormitorios que servirán como residencia para los chicos del interior, que también fueron presentados antes de las elecciones. Sin embargo, hay que hacer una salida de emergencia para que Bomberos otorgue la habilitación.

El recorte se busca por otro lado. Se eliminará el personal de seguridad del complejo que representaba un gasto de 80 mil pesos por mes. Total, ahí hay poco para cuidar.

Si bien Welker reconoce con sensatez el crítico estado de situación, también rescata los avances. Julio Ribas ha escogido a los 12 juveniles más promisorios con los que realiza un trabajo especial. Una especie de selección de todas las categorías.

Además, asegura que la semana próxima el Schalke 04 firmará una opción de compra por Nicolás Mezquida, quien estuvo hace poco en Alemania en una especie de intercambio. Será de 2 millones y medio de dólares por el 25% de una futura venta.

Dice que promover el desarrollo de juveniles y generar este tipo de acuerdos “será la única manera de que Peñarol pueda ser un club sustentable y no un club deficitario como es hoy”.

Pero claro, esto no se genera con mensajes que manifiesten intenciones. Son procesos largos que requieren de orden, paciencia, convicciones, ingenio y recursos… y eso, en Peñarol, hace tiempo que no abunda. No le pidan conejos a Púa porque no los hará aparecer si no le facilitan los polvos mágicos. La capacidad debe ser incentivada y sostenida con bases tangibles. Si no, se pierde en medio de tanta confusión.

Vista la realidad; con incapacidad, mensajes oportunistas y notoria desorientación, el pronóstico seguirá siendo tormentoso… El hincha es el que sigue sufriendo. Pero el sufrimiento no es un castigo… es una consecuencia.

Esto fue publicado en su página el 24 de febrero pasado, pero la situación sigue siendo la misma...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales