6/8/09

Se calentó Cavallero

Su contrato terminó y ya se fue de los Aromos, pero su nombre sigue apareciendo vinculado a Peñarol. En la jornada de ayer miércoles 5 de agosto salieron declaraciones en Ovación del Diario El País de Pablo Cavallero, las cuales obviamente no fueron muy bien recibidas ya que el contenido de las mismas no es otro que críticas muy duras al actual cuerpo técnico y al presidente Juan Pedro Damiani: "mi contrato con Peñarol culminó el 31 de julio. Hasta ese día sabía que debía cumplir con mis obligaciones, independientemente si el club hacía o no lo mismo conmigo. Sé que las cosas se manejaron muy mal. Aparentemente, pretendían ponerme una multa cuando el club y su entrenador estuvieron en falta al no llevarnos a la concentración en Solanas. Nos dejaron en Los Aromos sin kinesiólogo y sin médico. Eso está prohibido en el fútbol" empezó diciendo (leer nota completa acá).

La respuesta no se hizo esperar porque en la edición de hoy de Ovación el actual preparador físico Nery Machado le contestó a Cavallero en un tono bastante crítico: "cuando salió del equipo titular ya no le sirvieron dos o tres integrantes del plantel que según él no debían jugar. Lo mencionó en algún momento, hecho que no habla bien de él como compañero. Pienso que este muchacho más que nada debe estar dolido por haber perdido el puesto ante un jugador juvenil, muy profesional como Sebastián Sosa (...)" (leer palabras de Machado acá).

Además de las expresiones expuestas con el link para seguir leyendo, aparecen en el mismo medio periodístico algunas menciones aparte que tratan del estado físico del argentino y hasta del monumento en homenaje a Pablo Bengoechea.

Ahora yo me pregunto: ¿Cavallero buscará una especia de revancha mediática frente a la dirigencia y el cuerpo técnico? ¿Será verdad que el argentino pensaba que jugaría solo por su trayectoria? ¿Tanto le molestó perder el puesto con un juvenil? ¿Qué buscó con manifestar públicamente la ideología religiosa de parte del cuerpo técnico? ¿no debe ser parte de la intimidad del grupo?

En fin... veo que aparte de no atajar acorde a sus pretensiones salariales ni preocuparse por su estado físico (deplorable mientras estuvo en Peñarol), busca en los medios la posibilidad de vengarse de los dirigentes y del cuerpo técnico, cuando en realidad mientras estuvo en el plantel no hizo mucho por merecer un lugar entre los once. No es mi intensión salir a defender a Machado, pero lo de Cavallero es paupérrimo y calamitoso...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales