24/5/10

Camino auriengro en el Campeonato Uruguayo 2009/2010 - 3 técnicos en el Campeonato

No todo fue color de rosas para este equipo. El Torneo Apertura pareció ser el comienzo a un nuevo año de fracaso deportivo. Las cosas no andaban bien. Comenzamos el primer torneo corto del año con Julio Ribas, un luchador que en la pretemporada lleno de locuras bélicas los murales de la concentración para estimular a los jugadores. Veníamos con un plantel al que le faltaba disciplina, se dijo, por lo que se buscó en Ribas un perfil organizador, luchador y trabajador. A nivel deportivo lo de Ribas fue opaco, paupérrimo si me permiten. El primer partido que disputó como entrenador fue el repechaje a la Libertadores 2009 contra el Deportivo Independiente Medellín y perdió categóricamente 4 a 0. El partido de vuelta decretó la eliminación del Campeón del siglo ya que solo se logró un empate a 0 en el Estadio Centenario. En lo que tiene que ver con el torneo local los números no son buenos. Dirigió el Clausura 2009 (Campeonato Uruguayo 2008/2009) y los primeros 3 partidos del Apertura 2009 (Campeonato Uruguayo 2009/2010) hasta que lo cesaron. La contribución de Ribas, además del triunfo, el empate y la derrota que consiguió en esta temporada, fue las contrataciones de Diego Alonso, Sergio Orteman, Alejandro Martinuccio, Marcel Román, Ruben Olivera, Hamilton Pereira, Guillermo Rodríguez y Willinton Techera (espero no olvidarme de ninguno). Saquen sus propias conclusiones sobre ésto...

Una vez cesado Ribas del cargo se logró conseguir algún técnico de la casa, conocido, ídolo, con perfil ganador, pero por negociaciones o complicaciones posteriores no se consiguió ninguno; y se terminó pidiéndole un gran favor a Víctor Púa, hasta ese momento Coordinador General de las Divisiones Juveniles de Peñarol. El hombre aceptó valientemente el desafió y dirigió al equipo todo lo que quedó del Apertura. Tuvo buenas y malas. Las más buenas quizás haya sido determinada cantidad de triunfos con Ramis y Pacheco como abanderados en materia de goleo y lo más bajo fue, sin dudas, la estrepitosa caída por 3 tantos a 0 en el clásico. Fue una derrota dura, con una diferencia de juego realmente impresionante. Terminado el Apertura con los resultados que ustedes ya conocen (10 puntos abajo del líder) Púa volvió a sus funciones y se contrató a Diego Aguirre.

Lo de Diego Aguirre fue un sueño. Fue algo que hasta ahora sigue siendo poco creíble. El tipo solo trajo pocas incorporaciones, de las cuales dos fueron fundamentales: Egidio Arévalo Ríos y Jonathan Urretaviscaya. También llegaron Marcelo Sosa, Silvio Bosco Frontán, Pablo Castro (nunca lo vi jugando en el equipo, ¿le dieron medalla?), Ernesto Hernandez (espero no haber olvidado a nadie); además de los retornos de los préstamos de Sergio Pérez y Alejandro González. En resumen, del equipo titular, solo Urreta y Ríos se integraron de forma permanente mientras que los demás fueron alternando. El equipo base que se utilizó para la gran campaña fue con Sebastián Sosa al arco, Matías Aguirregaray, Gerardo Alcoba, Guillermo Rodríguez y Darío Rodríguez en el fondo; Sergio Orteman y Egidio Arévalo Ríos batallando en el medio campo, Gastón Ramírez y Jonathan Urretaviscaya para la creación; Alejandro Martinuccio y Antonio Pacheco para hacer los goles. El equipo fue destrozando rivales a su paso con un promedio de tres goles por partido hasta que llegó el clásico en donde se mojó la pólvora. Fue un empate sin goles. Después de ese partidos los goles y los triunfos siguieron llegando. Se consiguió el Torneo Clausura y la Tabla Anual con total merecimiento y se llegó a los partidos para definir el Campeonato Uruguayo con el tradicional rival. Lo que queda es historia conocida.



¡¡¡SALUD CAMPEÓN!!!

1 comentario:

  1. tuvo bueno eso grande el manya q lucho hasta el final

    ResponderEliminar

Datos Personales