29/5/10

El arco campeón

Le arrebató el puesto a un gran arquero argentino de trayectoria mundial como Pablo Cavallero (hizo pocos méritos en Peñarol para decirle "gran arquero", para nadie puede desconocer su trayectoria) y desde ahí no lo largo más (sin perjuicio de las lesiones que sufrió). Fue determinante para que Peñarol no perdiera partidos en el Torneo Apertura y, aunque empezó algo bajo, fue fundamental para ganar muchos partidos e incluso obtener el título de Campeón Uruguayo en la última final.

Hablamos de Sebastián Sosa, arquero juvenil auriengro que hizo las inferiores con el club y para tener rodaje en primera división fue cedido a Central Español donde le recuerdos varias tardes inspiradas. Cuando regresó a Peñarol lo hizo como recambio de los arqueros que ya estaban pero sus condiciones y las malas, bueno, más bien, espantosas atajadas de sus rivales de puesto hicieron que su inclusión en el equipo titular fue impostergable. Julio Ribas le dio la confianza a Sosa y este no defraudó a nadie.



Sin dudas pieza fundamental en el puesto donde no hace mucho el que se paraba cerca de los tres palos terminaba lesionado del hueso más extraño del cuerpo. Era increíble, como una maldición... igualmente de todas esas cosas no se hablan porque, como ya lo sabe todo el mundo...

¡¡¡PEÑAROL ES EL CAMPEÓN!!!

1 comentario:

  1. VAMOS PEÑAROL!!!!!!!VAMOS SOSA!!!VAMO AGUIRRE!!!!!

    ResponderEliminar

Datos Personales