17/5/10

Finalísima

Solo un partido más. Nada más. Y para saber quien será el próximo campeón es bien claro: Peñarol ganando por cualquier resultado o empatando será el triunfador de las finales; del otro lado necesitan ganar por dos goles o más. Si el partido es ganado por el tradicional adversario por un solo gol, se continuará en alargue y luego, si subsiste el empate (entre puntos y goles) habrán penales. Así se define el Uruguayo.

Por el lado de Peñarol la única duda es quién será el sustituto de Urretaviscaya. Los nombres son dos: Bosco Frontán o Emiliano Albín. La posibilidad también se extiende a retroceder en el campo a Martinuccio y colocar a Alonso en ofensiva, pero parece casi imposible. Lo más probable es que ingrese Bosco Frontán, por la sencilla razón que ha sido, durante todo el Torneo Clausura el sustituto natural de los volantes de ofensiva y porque Aguirre ha demostrado más de una vez no variar el esquema táctico del equipo, ni siquiera en situaciones adversas.

Por lo tanto el resto del equipo se presume será el mismo que el clásico pasado. Esto obviamente deja en cancha a Pacheco, Darío y Ramírez, jugadores que por distintos motivos tienen el físico muy castigado. También lo deja en cancha a Alejandro González, jugador que se ha ganado el puesto en esta final por los grosos errores de Alcoba y por su propio rendimiento, dejando asombrados a más de uno (inclusive quien escribe). Por ahí se manejo la posibilidad de habilitar a los jugadores suspendidos por la citación de juveniles a la selección Sub 20, pero es algo totalmente inviable porque el reglamento establece que la solicitud para habilitar jugadores debe hacerse con 48 horas de anticipación, por lo que, por cuestiones obvias, el partido es mañana, es imposible cumplir con el criterio temporal de la norma. Por lo menos es lo que se debería interpretar, lo más lógico y correcto respecto a lo que dice el reglamento, pero como acá en Uruguay lo menos que se hace es respetarlo, veremos que pasa...

Los precios de las entradas son los mismos establecidos en las finales anteriores y el partido esta fijado para las 16 horas, modificando lo que en principio estaba prefijado (20:30 horas). Con relación a las entradas la tribuna Ámsterdam ya se encuentra agotada, demostrando los hinchas mirasoles que no solo saben estar en las malas. En materia de público estas finales han sido arrolladores para la parcialidad mirasol, en materia de entradas vendidas se le gana por goleada al tradicional rival, detalle no menor a la hora del aliento.

Lo dicho amigos (?) esta historia se termina mañana a las 16 horas. Los resultados posibles y sus consecuencias están desarrollados más arriba. Es el último partido, hace siete años que lo venimos esperando y están dadas las condiciones para conseguir el título, así que hoy y mañana más que nunca... ¡¡¡VAMO ARRIBA PEÑAROOOOL!!!

4 comentarios:

  1. ¡Mañana voy a estar en la Ámsterdam como siempre!
    Estuvo complicadísima para conseguir entrada, ya me veía afuera; ¡pero a último momento pude conseguir una!
    ¡Vamó Arriba el Manya!

    ResponderEliminar
  2. vamooo peñarol loko ..
    mañana es el dia ...

    ResponderEliminar
  3. a quien l eimporta a las 16 hs
    la amsterdan se agota 100pre
    mañana fiesta peñarolense

    ResponderEliminar
  4. a quien le importa??? a los que nopodemos estar por qeu TRABAJAMOS!!!!

    ResponderEliminar

Datos Personales