30/5/10

La defensa campeona

Como en todo sector del campo de Peñarol hubo una gran mejoría en este Clausura. Pero lo más importante fue la evolución de muchos de los jugadores. En la defensa hubieron casos concretos y claramente distinguibles a simple vista. Repasemos, en ambos torneos pero en posiciones diferentes jugadores, casi siempre como titulares en defensa: Matías Aguirregaray, Gerardo Alcoba (Alejandro Gonzalez), Guillermo Rodríguez, Darío Rodríguez (Emiliano Albín); todo ésto sin perjuicio de que tanto ellos como el resto de los defensores del plantel tuvieron su chance en el equipo.

En el Torneo Apertura el rendimiento general de la defensa fue malo, muy malo. Salvo algún partido en especial, cualquier cuadro nos complicaba a la hora de atacarnos. Esto es importante tenerlo en cuenta para poder explicar porqué no supimos aguantar los resultados en los segundos tiempos. Cualquier cuadro nos empataba en la hora. En materia de rendimientos individuales, lo más flojo sin lugar a dudas fue lo expuesto por Darío Rodríguez, su experiencia fue totalmente superada por su lentitud y forma física, y ésto quedó más en evidencia en el clásico en donde claramente le pintaron la cara (sobre todo por el lado de Lodeiro). Tampoco ayudaron ni Guillermo, ni Matías ni Alcoba.

Los suplentes en el primer torneo corto del campeonato tampoco rindieron. Allí tanto Willinton Techera, Xabier Robson, el propio Albín, Ithurralde (¿qué será de la vida?) y algún otro juvenil tuvieron sus chances de cambiar la realidad de la defensa, pero ni ellos ni los propios titulares fueron capaces de mejorar el rendimiento. En materia defensiva el torneo Apertura fue realmente malo.

Pero con el Torneo Clausura todo cambió. Llegó Diego Aguirre e hizo cambios de posición en la zaga fundamentales. A Darío lo pasó al lateral izquierdo y a Guillermo lo colocó en la zaga acompañando a Alcoba. Además del cambió de posiciones hubo también una variante de actitud y de mentalidad, tanto fue así que a todos nos asombró lo delgado que estaba Darío al comienzo del Clausura. Guillermo Rodríguez elevó muchísimo su rendimiento en la zaga al punto de ser el más regular. Alcoba lo secundó bien, ambos fueron importantísimos tanto por abajo como por arriba. Darío recuperó la confianza, no solo propia sino de la tribuna y por último lo de Aguirregaray fue exuberante, Aguirre nos devolvió aquel Vasquito que recién había ascendido y enloquecía a cualquiera con sus proyecciones al ataque. Los cuatro del fondo elevaron enormemente su rendimiento y ésto se reflejó en los resultados, ya que, los partidos que antes se empataban o perdían en la hora, se estaban ganando.

A los cuatro titulares se le suman también los buenos rendimientos que llegaron desde el banco de suplentes. Emiliano Albín supo pelearle el puesto a Darío las primeras fechas. Por edad y por físico la mayoría suponía que debía ser el juvenil el dueño del puesto. Sin embargo Aguirre apostó a la experiencia y a la evolución de Darío, quien sin lugar a dudas, no lo defraudó. Otro con excelentes minutos fue Alejandro Gonzalez, quien en lo personal fue el que más me impresionó. No me olvidó de aquel promedio que tenía Alejandro antes de jugar en Perú, un partido un penal hecho. Cuando le tocó entrar fue para sustituir a Alcoba o Guillermo y lo hizo con muy buenas actuaciones. Se lo pudo ver más maduro y con mejor técnica. Sin lugar a dudas gran candidato a quedarse con algún puesto de la zaga para la próxima temporada.

A continuación les dejó una imagen con los cuatros que terminaron encargándose de la última zona en el Torneo Clausura. La seguridad que brindaron fue fundamental para que el resto del equipo pudiera dedicarse a pensar en el arco de enfrente. Como en todos los sectores del campo fue notoria la evolución que hubo de un torneo a otro. En la próxima oportunidad nos estaremos ocupando de los volantes de marca. Nos vemos (?).

2 comentarios:

  1. Que grandes jugadores que tiene Peñarol,un abrazo desde Galicia,quedan enlazados en la sección mis links de El Rincón Del Ojeador

    Twitter de El Rincón Del Ojeador

    ResponderEliminar
  2. Máquina., ¿cómo estamos? Esperemos que bien...
    Saludos desde La Escuadra de Mago.
    Por cierto, junto con Udalmeria el Lobo, hemos hecho una entrevista exclusiva a Fernando Soriano. Podéis visitarla!

    ResponderEliminar

Datos Personales