30/6/10

El ataque campeón

Dos caras bien distintas tuvo la ofensiva auriengra en el Campeonato Uruguayo pasado. No solo fue notoria la diferencia en eficacia hacia el arco, los protagonistas fueron diferentes y con distinto resultado.

En el Torneo Apertura se disputaban el puesto entre Jonathan Ramis, Brian Rodríguez, Diego Alonso, Ruben Olivera, Alejandro Martinuccio y Emiliano Albin; pero lamentablemente los resultados no fueron los deseados. Se probaron, primero con Ribas y luego con Púa, todas las fórmulas y tácticas con diferentes duplas ofensivas (a veces el groso (?) de Ribas ponía un solo delantero para golear (???)), pero las producciones en materia de goles no eran las más favorables, bueno, en realidad, goles se hacían pero no se aguantaban los resultados. En dicho Torneo terminó siendo Pacheco el goleador del equipo con 8 goles secundado por el juvenil Ramis con 7.

En el Clausura, como no podría ser de otra manera, todo cambió. Llegó Aguirre y ya de arranque rompió con los esquemas poniendo de centrodelantero a Antonio Pacheco. El puesto no le era desconocido por sus gloriosas juveniles pero el Tony no era el mismo de antes y se había acostumbrado a crear en lugar de ejecutar. Y para acompañarlo probó con Ruben Olivera por lo que el propio jugador hizo anteriormente en el Genoa, pero lo de Olivera fue malísimo. Salió por lesión y su lugar fue ocupado por Alejandro Martinuccio, y desde ese momento Aguirre logró armar la maquina destructora de rivales. Hasta el partido clásico se llegó a tener el promedio por encuentro de 3 goles a favor y uno en contra con un Antonio Pacheco exuberante.

El punto más sobresaliente, sin dudas, sea la producción del goleador del Campeonato, Pacheco, quien hizo 22 goles sumados ambos Torneos y 1 en las finales, o sea, 23 goles en la Temporada para un jugador que hace poco cumplió 34 años (11/04/2010) y llegó a ser uno de los pedidos de la gente para que vaya a Sudáfrica. Como es de costumbre Tabárez hizo oídos sordos. Pero no solo Pacheco rindió más de lo esperado, el argentino Martinuccio tuvo una gran mejoría de un torneo al otro. Fue de esos puntas rápidos por afuera que te vuelven loco todo un partido y gran asistente del capitán. Ambos hicieron destrozos en las defensas rivales.

También hubo respuesta goleadora desde el banco de suplentes. Para sorpresas de muchos (lo digo porque muchos lo querían fuera del plantel una vez finalizado el Apertura) los aportes de Diego Alonso. Jugó pocos minutos, es cierto, pero fue más de una vez el encargado de cerrar los partidos con un gol al final. Al mejor estilo Martin Palermo (?) de entrar un ratito y hacer un gol, Alonso aseguró muchos puntos. Aguirre siempre confió en él cuando la cosa se complicaba...

También aportaron a la cuenta goleadora los volantes de armado, Ramirez y Urretaviscaya, algo de Bosco Frontán, alguna sorpresa de Alcoba, un gol de Darío también, el golazo salvador del Vasquito Aguirregarar (en lo personal no me lo voy a olvidar nunca más) para darnos el campeonato, algún gol en contra... en fin, fuimos el equipo más goleador del Torneo Clausura con 40 y del Campeonato Uruguayo con 68, ¿más o menos no?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales