25/9/11

River Plate 0 - 4 Peñarol

Fue el mejor partido de Peñarol desde que esta Gregorio Pérez. En realidad, fue el mejor partido de Peñarol en lo que va del Torneo Apertura. Todo salió redondo. Antes que nada lo primordial, el equipo entra muy concentrado en el juego, factor fundamental a la hora de llevar a cabo lo entrenado en la semana. Pero después, hay una avance muy positivo en materia física que posibilita que los jugadores dentro del campo de juego estén casi la totalidad del encuentro presionando al rival. Aunque claro esta, las molestias físicas de algunos jugadores se debe, como admitió el propio entrenador y posteriormente uno de los integrantes del plantel, a la alta exigencia de la pasada gira europea.

Peñarol comenzó jugando el partido con Carini, Albín, Valdez, Gonzalez, Darío, Freitas, Torres, López, Pedro, Silva y Zalayeta. Luego ingresaron Zambrana, Siles y Cristóforo por Silva, Pedro y Torres, respectivamente.

En el primer tiempo se vio lo mejor. Una superioridad carbonera total, en todo ámbito del juego, aunque el partido era de ida y vuelta. River tuvo sus llegadas pero sus delanteros no anduvieron (no aparecieron en toda la tarde). Ya a los 4' un tremendo tiro de afuera del área del paraguayo Edison Torres le daba ventaja al carbonero, clavando la pelota al ángulo derecho del arquero. Pero el dominio no se quedo con el gol y a los 30' llegó otro fenomental disparo de afuera del área, esta vez de Pedro, que también se colgó, en el ángulo superior izquierdo de arquero. Pero Peñarol nunca sacó el pie del acelerador y si no hizo más goles fue por fortuna del equipo rival. Presión en toda la cancha, tenencia del balón y una muy sólida defensa con Valdez como abanderado, hicieron que el primer tiempo se fuera 2 a 0 al descando. Peñarol jugaba a placer. La nota negativa de los primeros 45' fue la lesión del juvenil Silva, que luego de definir una de las jugadas que armó en ataque, se sintió y tuvo que ser reemplazado.

El segundo tiempo fue parecido. Peñarol se dedicó, al comienzo, a esperar a River en su cancha para sacar el contragolpe, pero los de Almada cada vez generaban menos peligro y poco a poco Peñarol volvió a dominar el balón. Llegaron más goles. Una gran jugada colectiva que termina en un gran pase de Zalayeta a Pedro y este, con mucha clase, define para poner el tercer gol de Peñarol. Pero además, minutos más tarde, con un gran pase de Pedro dejándolo solo a Walter López, el zurdo anotó otro tanto más y sello una tarde con goleada. Peñarol ganó, gustó y goleó en el Estadio Centenario.

Lo mejor del partido estuvo en los pies y en la cabeza de Pedro. Es inteligente, juega y hace jugar fácil, define muy bien y asiste mejor a sus compañeros. Flor de partido se mandó. Aunque no anotó, lo de Zalayeta fue fundamental, uno con el tiempo logra observar que el moreno no se siente goleador sino asistidor, juega de pivot organizador y mete muy buenos pases a sus compañeros. Es muy positiva la ascendencia del paraguayo Torres, afirmándose en el medio, hizo flor de golazo. Y la seguridad de Valdez atrás, muy bien acompañado por sus compañeros. Igualmente ayer en el partido hubo un rendimiento bastante alto en todos los jugadores. Esperemos que actuaciones así se repitan en los partidos que quedan.

Peñarol esta primero solo, y le ha ganado a sus rivales directos. Le metió 4 goles nada más ni nada menos al que estaba primero. Con Gregorio el equipo ha cambiado, sabe a lo que juega, es más equilibrado y fuerte en ataque. Hay jugadores que se han potenciado mucho con este nuevo cuerpo técnico. No se, no quiero seguir más con los elogios para no secar al equipo, pero da para ilusionarse.

1 comentario:

  1. Comparto el comentario. Un viejo hincha me decia que peñarol siempre tuvo dos buenos marcadores en el medio campo, y me dijo varias duplas muy recordadas. Bien por Gregorio con la inclusion de Torres. El equipo bien, y como siempre seguir trabajando con humildad. Un abrazo DEL BICHO. -

    ResponderEliminar

Datos Personales