24/3/12

Peñarol 4 - 2 Racing

Peñarol sigue sumando triunfos. En lo previo era algo que me preocupaba un poco, básicamente porque el plantel viene sufriendo cambios muy fuertes y no ha tenido el tiempo suficiente para trabajar con el nuevo técnico. Recién pudieron tener dos semanas, más o menos, y el rendimiento era todo una incógnita. Peñarol comenzó el partido con Fabián Carini; Emiliano Albín, Carlos Valdez (45' Marcelo Silva), Alejandro González, Darío Rodríguez; Sebastián Cristóforo; Nicolás Freitas, Luis Aguiar, Rodrigo Mora (78' Rodrigo Viega); Marcelo Zalayeta y Fabián Estoyanoff (71' Maximiliano Pérez).

El primer tiempo el equipo rival nos tomó por sorpresa. Se adueñó de la pelota y llegó al gol, un verdadero golazo de otro mundo que se colgó en el ángulo superior izquierdo de Carini. La cosa se complicaba ya de arranque. Pero Peñarol no se desesperó, apeló a lo que el técnico Da Silva intenta imponer en la cancha: el orden con la pelota. Por eso es que no vimos pelotazos en abundancia sin fundamento. El empate llegó por parte de Zalayeta tras un gran taco habilitador de Mora. El resto de los minutos fue dominio mirasol y nos fuimos al descanso con empate, a mi forma de ver, algo inmerecida.

Para el segundo tiempo, el 2 a 1 no se hizo esperar. El autor del gol fue nuestro centrocampista recuperador, Freitas, quien últimamente tiene la sana costumbre de ir a buscar el gol al área rival. Esta vez la pelota le quedo en el área chica y la mando al fondo del arco. El carbonero siguió de largo y Aguiar con un potente remate cruzado puso el 3 a 1. ¿Liquidado? No, porque Racing encontró un segundo gol que le dio algo de esperanza, pero Mora con su gran velocidad y tras un gran pase de Maximiliano Pérez, definió el partido con el 4º gol. Ahí si el partido se liquidó y Peñarol administró las energías. Hubo tiempo hasta para que el juvenil Rodrigo Viega debutara en este Clausura. 

Lo más destacable del partido estuvo sin dudas en la capacidad de nuestros jugadores para concretar las jugadas de gol que se crean, cosa que antes no se hacía y por lo tanto se perdieron muchos puntos importantes. Es destacable, como de costumbre, el laburo en el medio de Freitas, además de su sana costumbre de clavar a los rivales de jugadas de pelota quieta. También lo de Mora y Estoyanoff por los costados, las habilitaciones de Zalayeta, y la gran potencia de Albín para pasar al ataque. Quizás queda en el debe la posesión de pelota, cosa que con el tiempo seguramente se logrará. Y la parte defensiva, sobre todo por izquierda, Darío ya no brinda garantías y cualquier rival se hace la fiesta por ese lugar, crítica que ya no es nueva y me parece que pierde sentido seguirla diciendo, porque pasan los técnicos y lo siguen poniendo. Todo bien con su importancia y su experiencia, pero deportivamente estamos sufriendo más de la cuenta.

"La intención de juego me dejó contento. Volvimos a convertir cuatro goles y superamos la adversidad. Queremos ganar el Torneo Clausura y no podemos equivocarnos. Destaco el orden y la búsqueda" dijo por su parte Jorge Da Silva. Agregó que "hay cosas para mejorar. Por ejemplo, la presión y algunas pelotas que perdimos. Ahora a pensar en el partido de la Copa Libertadores. El martes en Chile es la última oportunidad". Claro y concreto el nuevo entrenador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales