5/3/13

Socio 60.000 de Peñarol

La campaña de socios ha sido un éxito total, de eso no pueden caber dudas, solamente prestando atención a la cantidad de hinchas que se han inscripto en el padrón social mirasol.

"Así como en el socio 40.000 reconocimos a Diego Forlán y en el 50.000 lo hicimos con "Panchito", el 60.000 será una instancia para homenajear al ex Director del Liceo Jubilar Juan Pablo II, el Padre Gonzalo Aemilius" dice la página oficial del club. Así es, Peñarol superó ya los 60.000 socios, y había que escoger a alguien para homenajear con el número 60.000, tal como se hizo con Diego Forlán o "Panchito".

¿Quién es Gonzalo Aemilius? Según el Presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, "es un referente, con su juventud, de las cosas que los peñarolenses podemos hacer: ocuparnos de los demás, generar cosas que parecen imposible". Su gran obra fue la dirigir el Liceo Jubilar Juan Pablo II. La institución que Aemilius dirigió hasta hace muy poco es ejemplar a nivel de estadísticas: cero deserción, cero repetición. Está enmarcado en una zona de contexto crítico y si bien Aemilius recuerda que no fue su idea, la impulsó de manera excepcional, se nos informa desde la prensa escrita.

Uno podrá estar de acuerdo, o no, sobre este homenaje, teniendo en cuenta si comparte o no las creencias de personas como el Padre Aemilius. Personalmente, soy creyente, y también respeto mucho a los que no lo son. Pero este reconocimiento tiene que ir más allá de las creencias religiosas que uno pueda o no tener. El mensaje, se diga de la iglesia, o del gobierno, o de cualquier parte, es el mismo: la tolerancia en la cancha, en las tribunas. 

La sociedad hoy por hoy esta inmersa en un montón de valores totalmente reprochables. ¿Quitarle la vida a otro por ser de otro cuadro? Podría parecer una locura, algo inimaginable. Pero hoy por hoy, sin dejar de ser locura, es una realidad, pasa. No puede ser que se destinen miles de policías para controlar a los hinchas en un partido de fútbol, sea un clásico o no. Es inadmisible los pulmones que se hacen en las tribunas para separar a las hinchadas. No menos lamentable son los hechos de violencia prepartido, en el transcurso del mismo, o luego de su finalización. Es un problema que parece no tener solución, y si la tiene, esta lejos, o las autoridades no se animan. ¿Cómo qué? Personalmente he escuchado a varios periodistas deportivos promover los espectáculos deportivos sin hinchada visitante. Es una muy buena idea, para empezar...
Pero bueno, la publicación de hoy no tiene la intensión de hablar de la violencia, sino de mencionar el reconocimiento que se le hizo al Padre Aemilius nombrándolo socio 60.000 del Club Atlético Peñarol. Con Forlán se buscó promover sus valores como embajador de UNICEF, con "Panchito" la idea era demostrarle a las personas que con fuerza, dedicación y perseverancia se pueden lograr muchas cosas, siendo el socio 50.000 (como muchos) un fiel reflejo de eso. Y ahora lo que se intenta lograr es imponer en el fútbol un manto de tolerancia, de paz, de no ver al otro como a un enemigo, sino simplemente como a un rival deportivo, y me parece bárbaro.

"No lo esperaba a este reconocimiento, quedé impactado, sorprendido y vino a mi cabeza el recuerdo de lo que pasó con Juan Pablo II, alguien que admiro, uno de mis grandes mentores. En una de sus visita a España, Barcelona lo hizo socio, lo que despertó críticas de otros clubes. Y el dijo sí, aceptó, porque la Iglesia quiere estar presente y apoyar una cultura de paz y tolerancia y quiere devolverle a los deportes los valores que estos deben aportar" afirmó el flamante socio 60.000. También agregó: "Los invito a aprovechar cada minuto que tengamos en la tribuna, en la cancha, a promover una cultura de paz y tolerancia, para que la familia pueda volver a disfrutar de los momentos felices que le puede dar el fútbol. El fútbol ha marcado nuestra cultura, ha marcado a nuestro país, a nuestra sociedad y como familia tenemos que volver a regalarnos la oportunidad de disfrutarlo, no echando las culpas a los otros de lo que pasa sino poniéndonos la camiseta y diciendo `yo quiero construir esta cultura de paz`". El Padre Aemilius recibió la camiseta oficial del club con el número 60 en manos de Fernando Morena.

1 comentario:

  1. En mi opinión lo de jugar un partido sin publico visitante es un gran error, poco a poco se va a ir perdiendo el folklore del fútbol con esas medidas.

    ResponderEliminar

Datos Personales