27/5/13

Juventud 1 - 5 Peñarol Clausura 2013

Pedazo de baile el que le dio Peñarol al conjunto dirigido por Mario Saralegui. Sinceramente todos esperábamos más del equipo de Las Piedras, principalmente por lo que la prensa lo había inflado, pero nadie se percató en lo previo que jugaban Zalayeta, Estoyanoff, Pacheco y Nuñez juntos, y si se dieron cuenta, no le dieron bola.

Peñarol salió jugando con Enrique Bologna, Matías Aguirregaray, Carlos Valdez, Darío Rodríguez (55′ Alejandro González), Baltasar Silva, Sebastián Cristóforo, Marcel Novick, Antonio Pacheco, Fabián Estoyanoff (69′ Jorge Zambrana), Carlos Núñez y Marcelo Zalayeta (69′ Juan Manuel Olivera), y desde el arranque, el conjunto aurinegro fue superior. 


Ya a los 4 minutos ganaba 1 a 0 con un verdadero golazo de Estoyanoff (no solo por la definición, sino por la jugada toda), y de ahí en adelante fuimos testigos del show de Marcelo Danubio Zalayeta. Un infierno el moreno adentro del área, quien fue asistido en 3 de sus goles por Estoyanoff (el restante fue producto de rebotes varios). Estoyanoff totalmente imparable por derecha, Núñez igual por izquierda, y Pacheco utilizando toda su inteligencia y su gran estado físico para asistirlos a todos.


Realmente fue un deleite para la vista ver jugar a Peñarol el domingo, y lo digo con mucho orgullo. No se cuánto hace que Peñarol no jugara tan bien y, producto de eso, fuera tan superior a su rival. Todos imaginarán, Juventud no propuso nada, y se equivocan. Atacó y mucho el conjunto pedrense y se encontraron con otro gran rendimiento, injustamente criticado por la prensa y por muchos en la hinchada: Enrique Bologna. Tuvo sus errores, es cierto, como cualquier arquero, pero hasta hoy venía con el arco invicto por 3 o 4 partidos, y no olvidemos que la defensa de Peñarol muchas veces da sus ventajas, básicamente porque Valdez hay uno solo.


Claridad, practicidad, prolijidad, paciencia, contundencia... todo eso tuvo Peñarol para hacerle 5 goles a Juventud. Una bestia con todas las letras Zalayeta, que dejó de colaborar en el armado para convertirse en goleador. Estuvo siempre bien ubicado para recibir y demostró varias veces la calidad que tiene para definir las jugadas. Es el diferente del equipo...

Hizo 4 goles, y siempre sucede que cuando un jugador de Peñarol llega a esa cifra de goles convertidos en un mismo partido, comienzan las especulaciones con el record de Morena. Todos hablamos de los 7 goles del Nando. Sinceramente no se lo que hablaron Cabrera y Da Silva previo al cambio de Zalayeta, pero quiero no creer que fue para no pasar el record de Morena. Nadie se acuerda de lo que dijo el propio ídolo carbonero: "es un record más del fútbol uruguayo, y como record, esta para romperse. Ya llegará algún jugador que lo supere" palabras más palabras menos en un noticiero televisivo. Hace un par de años pasó lo mismo con Rodrigo Mora en el partido que Peñarol le ganó 7 a 1 a Rampla Juniors. Personalmente no entendí el cambio, y si la razón fue esa, el cuerpo técnico le hizo un flaco favor al espectáculo y al propio jugador, limitándole las posibilidades de quedar en la historia. 


"Lo más importante es el resultado. No tenemos margen de error para pelear el Torneo Clausura y la tabla anual, que está muy apretada. Sólo nos servía ganar y esperar. Peñarol se pareció mucho al equipo del Apertura. Tuvo vértigo, dinámica y presionó en campo rival" declaró el entrenador aurinegro.

Peñarol gano, goleó y su juego gustó. Nada más para pedirle a este equipo. Bah, siempre hay algo que pedir. Continuidad, para terminar siendo los Campeones Uruguayos. Nada más que eso, y soy conciente que son capaces de lograrlo. Vamos que se puede!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales