9/6/13

Jugadores Campeones 2012-2013 | PARTE II

Baltasar Silva: Llegó en el verano de este año para jugar el Torneo Clausura, pedido expreso por el entrenador. Su debut en el primer equipo se hizo esperar, pero, llegó, y jugó en su posición, de lateral derecho, haciéndolo muy bien. Un desempeño muy correcto de Baltasar, que lo hizo ser considerado por Da Silva como una posibilidad para cubrir el puesto que más problemas le dio a Peñarol en la temporada: el lateral izquierdo. Y si jugando a la derecha lo hizo bien, en la izquierda fue una bestia. Fue salida limpia y veloz por la zurda, firme y prolijo en la marca, nunca una patada fuera de lugar, y muy ordenado a la hora de subir al ataque, pasando el balón con mucho criterio. Para los intereses carboneros descubrimos a un gran jugador que seguramente siga en Peñarol.


Matías Aguirregaray: Otro que llegó en el verano de este año para jugar el Clausura. El caso de Aguirregaray es diferente al de Baltasar porque tiene un pasado glorioso en Peñarol (todos recordamos el gol que hizo frente a los eternos segundos, de zurda, que nos dio el Campeonato en 2010) y un presente muy bueno siendo un recambio del lateral derecho en la Selección Uruguaya dirigida por Tabárez. Su comienzo en Peñarol no fue muy bueno por muchas razones: sigue siendo muy apresurado con el balón, ahora le suma su intensión de pasarlos a todos con pelota dominada, se preocupa más por el ataque que por la defensa y el cuerpo técnico estaba encaprichado por ponerlo de doble 5, en el medio. Y ese no es su lugar. A veces era volante central y otras veces era externo por derecha o por izquierda. Claro ejemplo de por qué a los jugadores no hay que colocarlos en puestos equivocados. Lógicamente, comenzó a rendir cuando jugó de lateral derecho... lo quise incluir en este análisis al Vasquito porque fue de esos jugadores que rindieron de menos a más, teniendo una actuación descomunal del partido clásico hasta el final. Es posible que vuelva a emigrar.


Alejandro Gonzalez: Alejandro es un jugador nunca falta. Por más que tenga mil y un defectos, personalmente no me imagino a Peñarol sin Alejandro González. ¡Es loco decirlo! No lo trato de ídolo ni nada eso, aún no lo es y solo el destino sabrá si algún día lo será. El pobre González ha jugado en todos los puestos de la defensa, es un sacrificado porque todos los entrenadores se convencen de hacerlo jugar de lateral derecho, y González no posee una técnica suficientemente adecuada (por decirlo de alguna manera) para ese puesto, sobretodo a la hora de subir al ataque, pero cuando juega de zaguero ahí uno puede ver la clase de jugador que es. Pasa que si no lo ponés de lateral no juega... es complicado. En el Apertura tuvo una participación muy activa jugando de marcador de punta por derecha, teniendo altos puntos en la marca y no tan altos en el ataque. Para el Clausura la cosa cambió porque ahora Peñarol tenía mucho recambio y tanto Baltasar como Aguirregaray son más veloces y agresivos para abrir un partido cerrado, entonces hubieron varios encuentros que Alejandro la miró de afuera. Primer recambio para los zagueros titulares, tuvo muy buena actuación en general. Hace tiempo que se habla de un traspado para el exterior, y por su profesionalismo, se lo merece.


Damián Macaluso: Macaluso... qué decir de Macaluso. Pensar que cuando llegó y jugó los primeros partidos, todos pensamos: unasesinoserialpegapatadaslesionajugadoresrivales (?), bueno no se si todos, yo si. Pero progresiva y muy lentamente, porque sus participaciones en los partidos fueron pocas, me demostró como a todos el gran zaguero que es. Un jugador fuerte, raspador, sin mala leche, sacrificado. Mientras pasaban los partidos logró controlar su temperamento para luego controlar sus piernas y llevarlo a ser un zaguero prolijo. Fue un largo proceso. Tuvo muy poca participación en el Apertura, pero con la doble comptencia (que provocó, entre otras cosas, muchas lesiones) participó de varios partidos en el Clausura y en la propia Copa Libertadores. Es un jugador que se ha ganado el corazon del hincha y seguro que si se hace una encuesta, Macaluso tenga muchos votos para quedarse. La realidad indica que, si no ocurre nada fuera de lo normal, siga siendo jugador de Peñarol.


Darío Rodríguez: el interminable Darío, el eterno capitán (junto a Pacheco). Y no me parecen terminos despectivos, todo lo contrario, con su alta edad, tuvo muy buen rendimiento en el Apertura. Lo que sucede es que su físico en un momento dijo basta, y le costó mucho recuperarse de un desgarro, lo que le abrió las puertas a Macaluso en la zaga y, muchas veces, al propio Alejandro González de jugar en su puesto. Tremenda calidad para los partidos difíciles, mucha personalidad y voz de mando. Bueno, qué puedo decir yo de Darío, todos lo conocemos ya. Solo el jugador sabe hasta cuándo jugará. En la actualidad tiene contraro vigente, por lo que, por ahora, habrá Darío para un año más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales