29/6/13

Jugadores Campeones 2012-2013 | PARTE V

Antonio Pacheco: sinceramente no se qué poner del Tony, esta todo dicho. Si había un Campeonato en el que Peñarol estaba obligado a salir Campeón, era este. En el regreso del capitán e ídolo aurinegro, una jugada desafortunada (sin ninguna mala intensión del jugador de Fénix, Davies) Pacheco sufrió fractura de tibia y peroné con desplazamiento. Meses y meses afuera de las canchas, concentrado pura y exclusivamente en su recuperación, para poder volver a jugar... mientras algunos pensaban en retirarlo. La garra y el sacrificio que puso el Tony, a su edad, para recuperarse, realmente emociona y nos desafía internamente a pensar si uno sería capaz de poder imitarlo en una situación parecida, en el sentido de no decaer emocionalmente y poder volver a jugar al fútbol, tan brillantemente como lo ha hecho en toda su carrera. Y volvió nomás, justamente frente al mismo rival, tarde inolvidable para muchos, que sufrimos más de la cuenta la fractura del Tony. Pero claro, estaba en los hombros de Jorge Da Silva darle minutos, progresivamente, para poder finalizar la recuperación y convertirlo en pieza fundamental del equipo dentro de la cancha, y en eso, el Polilla fue brillante, manejó la ansiedad de todos (hasta del propio jugador) y el resultado esta a la vista: Pacheco con sus 37 años, disputó completamente los últimos partidos, corriendo los 90 minutos como si tuviera 8 o 10 años menos, realmente emocionante. Pieza gravitante en la gran victoria clásica por 3 a 0 y lo mejor se lo guardó para el final, autor de los 3 goles con los que Peñarol derrotó a Defensor Sporting 3 a 1 por la final del Uruguayo. La imagen que nos dejo al final es que aún tiene cuerda para rato, y su deseo parece ser seguir levantando Copas con el equipo de sus amores. Los hinchas, más que agradecidos.


Marcelo Zalayeta: "Marcelo Danubio Zalayeta, el jugador diferente de Peñarol" eso fue lo que me dijo un amigo la temporada pasada. Su manera apática de jugar al fútbol hacen que sea un jugador que piensa con el balón, creando espacios para sus compañeros, siendo realmente gravitante en el armado y finalización de las jugadas. "Zalayeta no festeja los goles"... y que me importa que no los festeje, es lo de menos. En más de una circunstancia ha demostrado ser hincha de Peñarol, y es de los jugadores que últimamente le ha convertido goles al tradicional rival, ¿qué más querés? Inteligencia con el balón y sin él, insoportable para las defensas, fue el mejor jugador del Campeonato, y al igual que Pacheco, parece tener cuerda suficiente para seguir dando cátedra de fútbol dentro del terreno de juego. 


Juan Manuel Olivera: clásico centrodelantero, como siempre tuvo Peñarol a lo largo de su historia. Antes hablábamos de Luis Romero, Juan Carlos De Lima, el propio Zalayeta, José María Franco, Carlos Bueno y algunos que prefiero no nombrar para no recordar etapas en donde el gol no aparecía en el Decano del Fútbol Uruguayo. Hoy mencionamos a Juan Manuel Olivera como el clásico 9 de Peñarol, alto, buen definidor, goleador nato. Dejó un muy grato recuerdo su pasaje en 2011 siendo uno de los jugadores finalistas de la Copa Libertadores de aquél año... Da Silva no dudó un instante en volver a contar con sus servicios. Y Juan Manuel no decepcionó, anotando más goles en el Apertura que en el Clausura, fue factor determinante en el primer torneo corto, cuando muchas veces por nivel de juego Peñarol no merecía ganar, aparecían los goles salvadores de Olivera rescatando importantes puntos para el equipo, que luego fueron fundamentales para sacar ventaja y conquistar el Apertura. Seguirá su carrera en Brasil, en Náutico de Recife.


Carlos Núñez: llegó para jugar el Torneo Clausura, siendo una transferencia record en el Fútbol Uruguayo. Le costó mucho afianzarse en el equipo, entraba en los segundos tiempos pero nunca terminaba de convencer, terminando todos por concluir que era momento de darle la chance de titular. Jugó un par de partidos como delantero desde el inicio, pero la capacidad de simular faltas lo terminó dominando, terminando nuevamente en la intrascendencia ofensiva. Hasta que se destapó, no como delantero, sino como volante externo ofensivo por izquierda, en la última parte del Clausura. Ahí, junto con Pacheco, Estoyanoff y Zalayeta, los cuatro, tuvieron un nivel superlativo para terminar goleando en los últimos partidos. Tiene contrato con Peñarol y lo quieren equipos europeos. El futuro dirá si se queda o se va...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales