18/8/13

Peñarol 2 - 4 River Plate Apertura 2013

Muy mal partido de Peñarol. Fue el partido de la nada: nada en defensa, nada en el medio, nada en ataque, nada con la pelota y menos sin ella. Es alarmante la falta de idea que tienen los jugadores con la pelota en los pies. Hay mucho nerviosismo. Muchos jugadores de armado en el plantel, y Peñarol apenas logró armar jugadas prolijas, contadas con los dedos de una mano sola. Es bastante preocupante, muy parecido a lo ocurrido contra Cobreloa. Peñarol jugó con Juan Castillo, Jonathan Sandoval, Damián Macaluso, Gonzalo Viera, Baltasar Silva, Marcel Novick (45′ Luis Aguiar), Sebastián Piriz, Fabián Estoyanoff (71′ Jonathan Rodríguez), Antonio Pacheco, Jorge Rodríguez (45′ Carlos Núñez), Marcelo Zalayeta. Los goles carboneros fueron convertidos por Jorge Rodríguez y Gonzalo Viera.

Lo primero y fundamental que hay que decir, antes de realizar un análisis, es que River fue un justo ganador. No tiene un gran equipo, es la verdad, pero su funcionamiento y nivel de juego fueron exponencialmente superior a lo mostrado por el cuadro grande. La velocidad de los chicos de Almada enloqueció a toda la defensa, principalmente a Jonathan Sandoval, totalmente desbordado por un Techera iluminado. Pero no solo él, en el medio Píriz y Novick abusaron de las faltas, terminando ambos amonestados y el primero viendo la segunda amarilla en el primer tiempo. No hubo control de pelota, sino padecimiento de la agresividad y presión del equipo de River.


En los papeles era interesante la formación de Alonso, no podemos criticárselo con las cartas vistas. Pero aún es visible la falta de rodaje que tiene este plante. El nerviosismo y la ansiedad domina a los jugadores, es increíble que gente como Pacheco, Japo Rodríguez, el propio Zalayeta, regalen la pelota a los contrarios por pases mal armados. Y si a todo eso le sumamos que en el primer tiempo nos expulsan a uno de los mediocampistas defensivos, la cosa es agrava bastante. 

Y la defensa sigue siendo un flan, falta de orden y prolijidad a la hora de marcar, siendo Gonzalo Viera lo más destacado de esa zona, mientras que Macaluso en el correr del partido terminó jugando en todos los puestos. Sandoval totalmente desbordado por los rivales, se comió flor de baile, y Baltasar Silva tampoco demostró mucha firmeza. Vencidos por abajo y por arriba también, River se aburrió de ganar de cabeza en el área, grande y chica, y en esta última situación, el arquero Castillo también comparte culpa, a un arquero no se le puede cabecear en el área chica, es como una norma impuesta en el fútbol. Y hablando de Castillo, además de estático, se comió un gol increíble de tiro libre de Hamilton Pereira (si, Hamilton, el mismo, no es joda), iba a su palo...

Peñarol descontó en dos oportunidades, pero no fue capaz de aguantar el resultado. Marcaba un gol, y River contestaba con otro. Difícil dar vuelta un resultado así, con una defensa tan fragil. Se lo extraña horrores a Valdez, o a Darío. Porque no solo falta firmeza, sino también una voz de mando que ordene un poco el quilombo de los muchachos de la última zona. Todo parece indicar que esa labor estará encomendada a Bizera por sus años, y porque de robar sabe de sobra.

Buscándole lo positivo a este penoso debut de Peñarol en lo local, debemos destacar, además de la labor de Viera atrás (de lo peor, fue lo mejor), los minutos en cancha de Aguiar, quien con tremenda panza se adueño del medio del campo y asistió con gran claridad a sus compañeros. Lo de Núñez también es destacable, yendo a todas las pelotas, aunque siempre errático en la definición. Y nada más.

Mal debut de Peñarol. No solamente perdió, no demostró algún fundamento sólido como para dar vuelta el resultado, el ataque carbonero es muy lento y anunciado con Zalayeta solo, parece que Núñez o Jonathan Rodríguez deberían ser de la partida desde el inicio. A Pacheco le falta bastante, al igual que al Japo Rodríguez, en mi concepto, algo sobrevalorado por la prensa. ¿Estoyanoff? Buen loco que aflojó un poco la paliza que debió recibir el hincha, por parte de la policía, que ingresó a la cancha. ¿Mal comienzo, buen fin? El tiempo lo dirá...

1 comentario:

  1. NADA PARA DECIR. ESTA TODO DICHO.
    SI EMPEZAMOS A GANAR EL TORNADO SIGUE.
    DE LO CONTRARIO EL TORNADO SE VA Y CAMBIA EL TIEMPO. SALDRA EL SOL CON OTRO DT?
    TODAVIA LE DAMOS CREDITO A TODOS,
    PERO EL TIEMPO PASA.
    SON TODOS HABILES DECLARANTES.
    EL FLOGUER. -

    ResponderEliminar

Datos Personales