2/9/13

Sanción económica para los fiesteros

Todo el mundo quedó sorprendido por la noticia cuando Diego Alonso confirmó el equipo momentos antes del partido frente a Rentistas del pasado sábado. Jorge "japo" Rodríguez, visto su buen rendimiento frente a Defensor y habiendo entrenado toda la semana con los titulares, no iba a ser tenido en cuenta y tampoco estaría en el banco de suplentes. Lo mismo aconteció con el argentino, Mauro Fernández.

Los rumores comenzaron a crecer exponencialmente, ganando terreno que los motivos eran disciplinarios. El  propio entrenador les aseguró a los periodistas que en la conferencia de prensa pospartido iba a explicar las razones. Y así lo hizo: "ser futbolista de Peñarol implica tener determinado comportamiento que se debe adecuar. Las cosas van a suceder. La decisión la adopté el viernes de tarde. La sensación me la guardo para mí". Lógicamente que en la televisión no llegan el montón de fotos de Carlos Núñez acompañado de chicas en lugares bailables de la capital del país. Tampoco la imagen que anda en la web de los tres implicados, que según se explicó, tuvieron un cumpleaños, fueron a comer y luego a un boliche, pleno jueves. 

Lo primero que hay que hacer es sacarse la careta. Porque antes de crucificar a los implicados, todos sabemos que no es la primera vez que pasa y que, muchos de los jugadores que hoy aplaudimos, estuvieron en esta situación. Claro, pueden haber diferencias de momentos deportivos entre aquellos casos y este, pero todo se agrava si en 9 puntos hacés 1. 

Comencemos. Carlitos Núñez, jugador que llegó a Peñarol con el cartel de tener tremendo futuro, con bárbaras condiciones, rendimientos bastante buenos en Liverpool por Copa Sudamericana (llegó a interesar a Independiente de Avellaneda, hoy en el Nacional B). Claro, vos podés tener todo eso, hasta chapa de crack, pero si no tenés todos los patos alineados en la cabeshita, tu futuro no es otro que pasar a ser un jugador del montón navegando en la intrascendencia. Llegó para el Clausura del Campeonato Uruguayo 2012-2013, y desde que está en Peñarol hasta ahora hizo un gol solo (frente a su exequipo, Liverpool) y se ha lesionado incontables veces. Sus contínuas molestias musculares lo han alejado de la cancha, no justificando el millón de dólares que Peñarol pagó por su cesión más el 25% de su ficha... Si además de tener un físico frágil, con mucha musculación y problemas para administrar la energía dentro del campo de juego, le sumas poco descanso por ser un fiestero, es imposible no perder la paciencia con este muchacho.


Mauro Fernandez, argentino que se encuentra cedido en Peñarol desde Estudiantes de la Plata. También llegó en el mismo período de pases que Núñez y ambos fueron negocios hechos directamente por el Presidente de la institución, Juan Pedro Damiani. Entre Núñez y Fernandez lucharon para ver quien era el que tenía más molestias musculares. A Núñez podemos recordarle un muy buen rendimiento en el último clásico (jugó los 90) y de Fernandez podemos mencionar las innumerables oportunidades que le dio Jorge Da Silva, donde lograba destacarse más cuando ingresaba en la segunda parte que cuando lo ponía de titular, siempre y cuando no estuviera descartado por alguna molestia. Pero es otro que pasó largos momentos en la sanidad del club por molestias musculares. Para este Torneo se lo esperó hasta último momento para renovar su préstamo, considerándolo una buena alternativa en la ofensiva. Pero posee el mismo problema neuronal que Núñez y las consecuencias de ello son las ya mencionadas.


Para terminar tenemos el caso de Jorge "japo" Rodríguez. Hasta ahora nadie se explica que hizo este muchacho para convertirse en el crack salvador para encargarse de la creación de fútbol de Peñarol por izquierda. Todos recuerdan sus rendimientos en el River Plate de Juan Ramón Carrasco, equipo algo sobrevalorado que cuando jugó con los grandes se comió tremendas goleadas con paseo incluido y no salió Campeón. Para peor fue citado a la Selección Uruguaya por el maestro Tabárez, pero su rendimiento no dejó de estar en la intrascendencia. Anduvo por el fútbol mexicano... hasta que llegó a Peñarol. "Si hubiera querido seguir de joda me quedaba en México" dijo en una entrevista que le hicieron momentos antes de arribar el avión para Uruguay, describiendo la situación extra-futbolística que se vive en ese país, mostrando la hilacha y nosotros comiendo moco a cuchara llena, no percatándonos de esas palabras como una confesión pública de "me pase de joda en méxico como todo el mundo y nadie te dice nada, ta de maa' vo". En fin, pasado de fama por la prensa, hasta él mismo se creyó el cuentito de crack y terminó de fiesta con los muchachos. ¿En la cancha? Nada, bah, un gol contra su exequipo que no sirvió de nada porque porque terminamos perdiendo feo, un gol y nada más. Ah si, me olvidaba, salio de la cancha algo lesionado contra River y estuvo en duda frente a Defensor (contra Rentistas es historia conocida). ¿Y contra Cobreloa? Idem, teniendo el descaro de usar la 10 sagrada de Pablo Javier y tantos otros.


En las últimas horas se confirmó la noticia de que los tres jugadores serán sancionados económicamente por la institución, y en principio seguirán en el plantel. Esta son las decisiones que uno aclama y aplaude, por respeto a la institución, a los hinchas y a los propios compañeros. Nada bien estamos en la tabla para que los jugadores se pasen de joda. Como se afirma en la interna, los futbolistas tienen derecho de hacer su vida privada como les parezca, bajo un manto de responsabilidad y profesionalismo, y que ello no repercuta en el rendimiento del jugador. Y si no te gusta, arranca para las 8 horas... así de sencillo.

5 comentarios:

  1. Les pagan para jugar y se van de joda , ganan buenos sueldos , que busquen trabajo de 8 hs.

    ResponderEliminar
  2. APLAUDO MUY BIEN ! ME PARECE PERFECTO POR ELLOS NO VAMOS A PERDER EL CAMPEONATO .

    ResponderEliminar
  3. Creo que aca hay que tomar medidas drasticas no solo economicas a Mauro Fernandez que se vaya para argentina y punto ganamos en tranquilidad a los otros dos darle tiempo otra cosa al tio Sanchez que no ofenda la inteligencia del hincha se tiene que ir porque es el culpable y encubridor de jugadores aca PEÑAROL ES MUY GRANDE PARA PASAR POR ESTA HUMILLACION Alonso tiene que ser el lider del grupo es el que manda y juega el que este mejor llamese como se llame y no quiero hinchas QUIERO PROFESIONALES RESPONSABLES si quiero hinchas jugando llamo a 16 de la Amsterdan y estoy seguro que no pierden porque tienen actitud lo que no tienen los jugadores y a la directiva que sean honestos

    ResponderEliminar
  4. Es hora de marcar la cancha para el futuro. Tal vez esto se solucionaba antes, ya que todos nos conocemos, si eran "sospechosos" se arreglaba antes con una charla mano a mano. Pienso que en el contrato que firman deben figurar las penas por indisciplina. Como dijo el presidente: "no pueden jugar con los hinchas y socios que pagan sus sueldos, con dirigentes y demas" Mano dura, sirve para todos. EL FLOGUER

    ResponderEliminar

Datos Personales