27/10/13

Cerro 1 - 0 Peñarol Apertura 2013

Es un capítulo más de una serie de terror que no parece tener fin. Pasa el tiempo, los jugadores, cambio de entrenador, rivales de cualquier nivel, y Peñarol no juega a nada, pero a nada, porque un cuadrucho de potrero que le pegue para arriba es más prolijo que esto. Por lo menos hace goles… Y a eso sumale que hay veteranos que no largan la teta ni de casualidad, que putean a los juveniles (sumándole más presión) cuando su propio rendimiento no pasa lo mediocre para abajo. Ojo, no es palo por tirar, es una plena descripción de lo que se ve partido tras partido, y no se asoma por ningún lado alguna posible mejoría.

Peñarol salió jugando con Lerda, Albín, Viera, Macaluso, Raguso, Píriz, Novick, Aguiar, Japo, Pacheco y Leyes. Con fuerza, intentando ser lo más generoso posible, creo que de la crítica general solo se salva Gonzalo Viera, uno de los goleadores del plantel (siendo defensa), aunque ha tenido partidos flacos también. Otra vez Lerda que se come un gol pedorro (seguramente ni vio la pelota por el sol, capaz que el gorro lo despeina) que nace de un centro muy cerrado. 


En defensa somos un flan, pero aún así tampoco es tan malo porque la super torpeza de nuestra defensa suma a que el ataque del rival sea también torpe, esto es, se defiende mal, o más bien, no se defiende, se molesta, y al molestar el ataque rival, muchas vez se queda bien parado ante la vergüenza de lo producido. No es un juego de palabras, es la constante de una defensa improvisada por culpa de las lesiones y suspensiones. 

Pero si defensa es mala, no dejemos de lado al ataque. Creo que nos complicamos jugando un 11 contra 0. Nos cuesta llegar, horrores, pero cuando lo hacemos, un mal pase arruina todo, o una resbalada, un choque, un tropezón con el pasto, centros muy mal tirados y el propio nerviosismo generalizado que enchotece a los jugadores, al punto que terminás riéndote de semejante situación. Aquí al igual que en defensa, pasan diferentes jugadores, algunos pedidos por la gente, otros por nombre, pero la profunda mediocridad se mantiene como una constante que parece no tener fin. 

No creo ser un fundamentalista de la losa radiante, como el Gerente Deportivo Carlos Sánchez denomina a aquellos que critican al plantel, porque no lo estoy haciendo, sino que describo lo que veo. Y lo que veo es inaceptable, es la deficiencia de un equipo grande en una cancha de fútbol, con jugadores que no hace más de tres meses le pintó la cara al tercero histórico del fútbol uruguayo en una final por el uruguayo, en donde el yumbo de la gente hizo tres goles. 
 
"Hay que trabajar para mejorar" no deja de ser una sanata que vengo escuchando desde hace mucho tiempo. No deja de ser una verdad universal, pero todo indica que o falta trabajo o con él no se mejora. Al contrario, hay un franco retroceso, donde muchos jugadores aún hoy, a mitad del Apertura, no logran poner en orden sus propias piernas. Parece que Peñarol no ha salido de la pretemporada, es increíble… mientras tanto el Campeonato pasa y estamos cada vez más lejos.

1 comentario:

  1. Es cierto, vemos todos los partidos que los jugadores no rinden y que cuando terminan los partidos siempre dicen lo mismo: "debemos seguir trabajando" Por favor no trabajen mas, aflojen un poco, mira si quedan exhaustos para el verano. Desconozco la interna, pero con seguridad debe haber "flor de culebrón" ahí adentro. Ver al referente e idolo en el partido por la TV , insultando a un pibe, uno se da cuenta que todo esta mal. Hace unos meses campeones hoy somos un desastre. Y ahora dicen que hay que ganar el clasico si o si. Seguro ganarlo nos da el campeonato. Con seguridad tendra que venir un Arruabarrena a borrar a unos cuantos y empezar de nuevo. Se nota que el clima cambio, esta primavera es una............ EL FLOGUER. -

    ResponderEliminar

Datos Personales