12/10/13

El equipo del Tito

Días tranquilos, sin actividad por los partidos de Uruguay por Eliminatorias, el plantel entrenó duro bajo las órdenes de Jorge "Tito" Gonçalvez. Fue la primer semana de trabajo del nuevo cuerpo técnico que tendrá la exigente misión de levantar a Peñarol de esta supercrisis deportiva que lo lleva a estar sumergido en la Tabla de posiciones.

Ya de primera comenzó con decisiones fuertes como la incorporación del Japo a los entrenamientos del primer equipo. Pero quizás lo más relevante desde su llegada, y que nos genera la máxima incertidumbre, es como parará al equipo, y qué jugadores utilizará, dudas que lógicamente se irán respondiendo en el correr de la semana que viene...

Conocido por todos son las similares características entre Gonçalvez y Diego Aguirre. Y nombrar a Diego Aguirre es recordar aquel tema con Pacheco que terminó con el jugador con la camiseta de Wanderers. También referirse al mencionado profesional es recordar los 24 goles que hizo Pacheco en el Campeonato Uruguayo 2009-2010, estando Aguirre en el Clausura y usando al capitán de centrodelantero, posición en la que logró explotar todas sus virtudes como jugador. Pero dejando de lado (por un ratito) a Pacheco, hablar de Diego Aguirre (además de recordar la Libertadores de 1987) es rememorar a sus equipos con un sistema táctico de 4-4-2, con dos volantes centrales mixtos y dos veloces que exploten la banda y desnivelen en el juego.

Y Tito es muy parecido a él. Lo ha manifestado en más de una oportunidad. Y aunque no lo hubiese dicho, Tito siempre estuvo integrando equipos de trabajo con Diego Aguirre, tanto en Peñarol como en Wanderers. Es por lo tanto bastante lógico que ambos (excompañeros como jugadores en Peñarol, amigos) piensen de manera parecida. 


Hasta aquí, todo muy lindo. Pero el que está hoy a cargo del plantel principal de Peñarol es Jorge Gonçalvez y su grupo de colaboradores, no Diego Aguirre. Y es importante insistir en esto, sobretodo para aquella parte de la prensa empecinada con volver a debatir en torno al rol que debe cumplir Pacheco en la cancha, que no genera otra cosa que rispideces entre los protagonistas, que no ayudan en nada. Como siempre se ha dicho en este blog, en Peñarol no hay imprescindibles, sean juveniles, suplentes, titulares o referentes, en un equipo tiene que jugar el que mejor está para hacerlo y no quien tenga tal o cual apellido o aquél que pida la hinchada.

Pacheco, como Darío, Zalayeta (por nombrar a los de más edad) o Estoyanoff (el preferido de los wachiturros) jugarán si convencen al técnico de que están 100% para hacerlo, y sino, comerán banco, y entrará otro compañero que esté en mejores condiciones, siempre que reporte en un beneficio para los intereses deportivos del club.

Hay que cortar desde ya con la pavadita de que juegue menganito o sultanito. A la prueba está que Diego Alonso los puso a casi todos los jugadores y así le fue... fiel reflejo de que el técnico no debe comprometerse con tal o cual jugador, ni ponerlos para que la hinchada lo deje trabajar tranquilo. Y creo que en eso Tito, viejo conocedor de vestuario (aunque jóven de edad), está capacitado como para poner este toque de autoridad y la siempre necesaria distancia entre el técnico y el jugador, para que sus decisiones no terminen generando debates estratoféricos. Confiemos en él, en sus decisiones, y por qué no, en aquellos juveniles que logren tener su oportunidad en primera. Pero, aún más importante que lo anterior, cortemos con la pavadita.

2 comentarios:

  1. Hay que esperar, vendran mas cambios no es que el equipo que juegue contra el Tanque ya es el definitivo, lo importante es retomar el camino de jugar con forma de equipo, los resultados hablaran si esta caminando hacia la recuperacion .... Pacheco quiza no este para los 90' pero cuando sea necesario entrara para aportar lo suyo .... asi lo dejo en claro el tecnico asi que a esperar con calma que aun queda mucho por andar.... y ARRIBA PEÑAROL !!

    ResponderEliminar

Datos Personales