5/10/13

Fin de un (mal) ciclo

Se terminó la etapa de Diego Alonso como técnico del Club Atlético Peñarol. El Tornado puso su cargo a disposición y los dirigentes se la aceptaron. Los resultados negativos, el mal rendimiento, las indisciplinas de los nocheros y (¿por qué no?) la mala suerte desbordaron al ex-jugador. 

Pero todos tenemos claro que Alonso no es el único responsable. Se podrá discutir si es el mayor responsable, acarrear el máximo de la culpa, pero no es el único. El actual Gerente Deportivo, Carlos Sánchez, fue quien propuso al Tornado como técnico, además de armar el actual plantel con incorporaciones sobre la hora que nadie entendió (Jonathan Sandoval es un ejemplo).


Pésimo nivel en la Copa Sudamericana, y uno de los peores arranques de Peñarol en la historia del Campeonato Uruguayo, más las imponderables más arriba anunciadas llevaron al ex-entrenador de Peñarol a tomar esta decisión. 

¿Quién debe ser el técnico de Peñarol? Esa es la gran pregunta. Quedó demostrado que hacer experimentos con sujetos amigos de los jugadores, sale mal. Se precisa un técnico que, además de saber lo que hace, no le pese tomar decisiones dentro y fuera de la cancha. Que sacar de la cancha a un referente no sea motivo de debate con el entrenador toda la semana. Una persona que esté decidida en bajar el promedio de edad de un equipo que parece más un geriátrico que un club de fútbol profesional. Un profesional que tenga un buen equipo de ayudantes capaces de elevar el nivel físico de este equipo, que en la gran mayoría de los momentos de los partidos, se arrastra en la cancha. Un tipo que le chupe bien un huevo si la planchitribuna pide como titular al planchijugador. Todo eso y más. Hoy por hoy son muchos los candidatos (casi uno por hincha), por lo que es prácticamente imposible poder vaticinar el sustituto... se le ruega a los dirigentes que lo elijan ellos y no Pacheco y compañía.

No es pedir demasiado, es ser realistas. Se necesitan muchas cosas para cambiar esta patética realidad, donde no se logró aprovechar la tranquilidad lograda por la obtención del Campeonato Uruguayo hace unos meses. 

Por ahora es esta la principal información de la jornada. Del empate frente a Wanderers tendremos tiempo de sobra para hablar... ya que el próximo fin de semana se suspende (de nuevo, lamentablemente) la actividad local por la participación de la Selección Uruguaya en las dos últimas fechas de las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014.

Seguramente Diego Alonso sea un entrenador con grandes condiciones, capaz de lograr todos los objetivos que se trace. Pero obviamente no era el momento para dirigir a Peñarol. Seguramente el destino, con un Alonso con más experiencia, pueda volver a dirigir al club más grande del Uruguay, momento futuro en el que no hayan referentes que molesten su función en el equipo, o si los hay, que tenga el valor suficiente no dejarse influenciar por ellos. El reconocimiento del trabajo para un Vicecampeón de América que mereció otra suerte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales