7/10/13

Jorge Gonçalvez es el elegido

Es doloroso pero cierto, este es el resultado a la improvisación de priorizar los caprichos por sobre el razonamiento. Porque otros hayan probado con técnicos amigos de los jugadores pero inexperientes detrás de la línea de cal no te garantiza recorrer el mismo camino del éxito. El palo es para nuestros "brillantes" dirigentes, no para Diego Alonso, indirectamente víctima de esta situación que, no me canso de repetirlo, seguramente el destino le tenga preparada una dulce revancha en Peñarol.

Jorge "Tito" Gonçalvez es el elegido para el cargo que dejó vacante el Tornado, y lo acompañarán Nicolás Rotundo (ayudante técnico), Óscar Ferro (entrenador de arqueros) y el Prof. Diego Tchakidjian. Y está bien que así sea. Un hombre de la casa, con pasado (glorioso) en el club, con experiencia como técnico de Peñarol y de otros equipos (Wanderers y Tacuarembó), con mística, que en lo previo parece ser de esos que no le pesa dejar a quien sea en el banco de suplentes (por lo menos eso deseamos todos) y poner a quienes verdaderamente estén en las mejores condiciones de jugar, un gran profesional (como Alonso) que apuesta al juego ofensivo veloz por las bandas (esto indirectamente nos dice que varios van a tener que ponerse a dieta para ser más ágiles con y sin pelota)... y que debió llegar hace dos meses atrás.

"La alegría que tengo es muy difícil de describir con palabras. Siempre estuve muy bien en Peñarol cumpliendo la función que me asignaron. Es algo raro porque ya lo viví como hincha y jugador. En juveniles fue espectacular. Les agradezco a los pibes de la Tercera División, porque en gran parte, permitieron que hoy esté acá, también al Montevideo Wanderers que me dio la oportunidad de dirigir en la Copa Libertadores" fueron sus primeras palabras como entrenador carbonero. "¿Por cuánto tiempo? Me quedaría toda la vida, como Ferguson" dijo cuando fue consultado por el plazo que lo vinculará contractualmente con la institución en esta nueva función.


Llámese decisión populista y agréguese las críticas que quieran hacerle, uno está en todo su derecho de hacerlo, pero nadie puede negar que Jorge Gonçalvez ha sido en más de una oportunidad el gran favorito para quedarse con el puesto de entrenador pero lamentables circunstancias extrafutbolísticas postergaron su momento frente al plantel principal.

Muchachos se acabó la joda, los amiguismos, la pavada... hay que ponerse a entrenar en serio convencido de que el en próximo partido se conseguirán tres puntos, y así sucesivamente, para mejorar la patética realidad en la Tabla de posiciones. Se acabó la joda, va a jugar el que esté en mejores condiciones y no el que quiera la gente. Personalmente mi mayor esperanza es que el promedio de edad del plantel sea reducido considerablemente, porque lo principal en Peñarol siempre es ser Campeón, de todo lo que se juegue, no hay imprescindibles en el equipo, jamás, ya que para los partidos homenajes hay tiempo de sobra...

Llegó el Tito, y ojalá, haya traído la gloria consigo. Bienvenido (como DT del plantel principal) y mucha suerte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales