13/2/14

Deportivo Anzoátegui 1 - 1 Peñarol Copa Libertadores 2014

Peñarol jugó con Juan Castillo, Carlos Valdez, Darío Rodríguez, Damián Macaluso, Baltasar Silva (65′ Emiliano Albín), Marcel Novick, Sergio Orteman, Pablo Lima, Jorge Rodríguez (86′ Paolo Hurtado), Antonio Pacheco (58′ Jonathan Rodríguez) y Marcelo Zalayeta.

El comentario lo hacemos cortito y al pie (como los pases que casi no se registran en las jugadas carboneras. Lamentable. Espantoso. Digno de recordarse para no repetirse. Así se define el partido. Y estoy siendo generoso. Todos, absolutamente todos los méritos se hicieron para perder el partido y quedar en ridículo frente al equipo más mediocre, seguramente, del fútbol venezolano. Patético. Típico del tercer mundo. Con solo recordar la alineación es suficiente para irritarse. Pretender lograr mínimamente algo a nivel continental, como por ejemplo, clasificar a la siguiente ronda de esta Copa, con un equipo de 33 años promedio, es patético. Cancha pesada, clima húmedo, partido a media tarde con el sol a pleno, y me pones a Zalayeta y Pacheco arriba, Orteman y Novick en el medio... no seas malo. Y por acá la dejo sobre el planteamiento de Fossati, no faltarán cabezas huecas que me traten de contra por decir verdades que duelen. Jorge Gonçalvez hacía esto y lo hechábamos todos. 

El partido siguió la lógica, y con esto digo todo. Peñarol, con mejores jugadores que su rival, dominó cómodamente las acciones durante los primeros 10 minutos. Nadie duda de eso, y demuestra un trabajo profundo del entrenador ser prolijo con el balón y posicionarse en cancha rival. Pero fueron solo 10 los minutos que lograron resistir los físicos del equipo de la tercera edad de esta Copa. El rival comenzó a despertarse y animarse, con un poco de velocidad era suficiente para pasar como conos a nuestros defensores. Y si a esto le sumás los típicos mocos de siempre en defensa, no se puede esperar nada nuevo. Y la lógica volvió a darse, moco de Baltasar Silva donde le comen la espalda y el delantero rival anota el primero definiendo mano a mano con Castillo. 2 o 3 minutos después, el rival volvió a tener otro mano a mano con nuestro arquero, pero esta vez la pelota no terminó, de milagro, dentro del arco. Esto demuestra la facilidad con la que vulneraban la resistencia defensiva.

Juan Castillo, arquero de Peñarol, directo responsable (junto a Jonathan y Zalayeta) 
de haber perdido dos puntos y no tres. Porque a fuerza de rendimiento
se cierran las bocas de los contras

En el segundo tiempo la cosa no cambio mucho. Arrancaron los mismos 22, cuando todos pensamos que Fossati metería alguien veloz para poder parar a alguien. Igualmente hay que decirlo, seguramente Anzoátegui sea la cenicienta de esta Copa, porque con todas las ventajas no fue capaz de cerrar el partido. Peñarol tuvo sus chances, pero los pases cada vez eran más imprecisos, el cuerpo no era dominado por la cabeza, y la anarquía en la cancha era total. Tuvimos que esperar hasta el minuto 58 de partido, 13 del segundo tiempo, para ver la primer variante: Jonathan por Pacheco. Y la diferencia se notó, con muy poquito se vio que el resultado desfavorable era tal solo por la diferencia física y generacional de los planteles. Luego entró Albín por Baltasar, y entre ambos volvieron locos a los defensas locales. El empate no demoró, desborde a toda velocidad por parte de Jonathan, centro al medio, y Zalayeta anticipa en el área. ¿Tanto había que esperar para darle aire y velocidad al equipo? Todos pensamos que Peñarol seguía de largo en el marcador, pero lamentablemente no fue así y se pagó caro el haber puesto un equipo senior en cancha, desperdiciando gran parte del mismo. Al final entró Hurtado por el Japo (de buen partido) vaya uno a saber por qué o para qué, ¿qué puede hacer el peruano en 4 minutos? 

El partido terminó en empate, y la prensa fue conteste en afirmar el punto valioso lograro por Peñarol. ¡ESSSSSTAAAA DE VALIOSO! ¡MIS LARAILAS! Fueron dos puntos perdidos, que seguramente sean muy necesarios a la hora de confirmar el pase a la siguiente fase. Este era el partido para ganar de visitante, Deportivo Anzoátegui era el rival para conseguir seis puntos. Era.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales