16/3/14

El Tanque Sisley 3 - 4 Peñarol Clausura 2014

Peñarol salió jugando con Juan Castillo, Carlos Valdez, Emilio Mac Eachen, Darío Rodríguez, Emiliano Albín (69′ Marcel Novick), Luis Aguiar, Nahitan Nandez, Jorge Rodríguez, Antonio Pacheco (61′ Paolo Hurtado), Jonathan Rodríguez y Javier Toledo (81′ Marcelo Zalayeta)

Gran partido se vio hoy en el Estadio Centenario, no todos los días hay encuentros con 7 goles. Y a diferencia de los "sabiondos" de siempre, creo que hay matices. Peñarol fue una cosa atacando, y otra defendiendo, lo cual es muy diferente con decir que se jugó mal. Hoy se ratifica lo que se viene diciendo en voz baja: el sistema táctico de Fossati, en defensa, una verdadera poronga. Porque el equipo depende siempre de jugadores muy experientes y lentos, y a su vez los carrileros no colaboran mucho tampoco.

El partido fue dominado por Peñarol, principalmente en el primer tiempo. Sin embargo el resultado fue solo 2 a 1, porque el arquero rival fue figura, tapando todas las chances claras creadas por el equipo. El partido comenzó complicado, porque en la primer llegada de El Tanque, de contragolpe, llegó el gol, con Peñarol mal parado en defensa. Pero el carbonero seguía dominando el juego, y en cuestión de minutos lo dio vuelta: primero, con un golpe de cabeza de Darío Rodríguez tras centro de Aguiar, y luego por parte de Pacheco, tras la sanción de un claro penal por agarrón en el área (el que no lo quiera ver, que no lo haga). Y así se fue los primeros 45, con Peñarol mereciendo más de lo que había conseguido.

Para el complemento la cosa no cambió, Peñarol siguió siendo más, y consiguió el tercero de la mano de Jonathan Rodríguez, que de afuera del área la pudrió en el ángulo, un verdadero golazo. Sin embargo los de Möller reaccionaron y por mocos en defensa por el lado de Albín marcando el 2-3, y logrando el empate de la mano de Asconeguy, que entró y a los siete segundos de zurda la mandó al ángulo izquierdo de Castillo. Fatales minutos para Peñarol, ya que no solo le empataron el partido sino que Valdez pegó una patada criminal a las bolas de un rival y fue, mal que nos pese, correctamente expulsado. Vinieron los cambios para ganarlo, entrando en gran forma Hurtado y Zalayeta, y entre ellos, armaron la jugada del cuarto gol, llegando el peruano hasta el fondo y asistiendo a Jonathan Rodríguez, que una vez más, vencía el arco rival.

La figura del partido, demostrando ser titular indiscutido

Peñarol aguantó los últimos minutos y logró cerrar el partido. Lo dicho, en ningún momento mereció perder puntos en este partido, pero por mocos defensivos estuvimos a punto de hacerlo. Grandes rendimientos en ofensiva, muy activo Jonathan durante todo el encuentro, lo cual no justifica su presencia en el banco de suplentes, el tipo tiene que jugar hasta con muletas!!! Estuvo bien acompañado por el Japo, asistido por Pacheco (mientras su físico se lo permitió), además se destaca un enorme nivel de Nahitan Nandez, con gran personalidad trancando todas las pelotas y robándolas limpiamente. Atrás, Mac Eachen demostró que puede dar una buena mano en defensa. 

Mención aparte merecen todos aquellos que se excitaron con los goles de Darío y Pacheco, ilusionados por su vigencia. Antes que nada el rival esta peleando puestos de media tabla en el mediocre fútbol uruguayo. Segundo, ellos dos son los principales culpables de que Peñarol se arrastre a nivel internacional, no se le gana a nadie por algo importante por tener el plantel lleno de ex-jugadores, con Darío pegando patadas criminales y Pacheco siendo anulado con facilidad (y no son los únicos). Las cosas por su nombre. Que se destaquen solo en este amateur y mediocre fútbol local habla por si solo. 

Peñarol ganó, e increíblemente, está primero en el Clausura, recuperando terreno perdido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales