23/3/14

Peñarol 0 - 1 Cerro Clausura 2014

Peñarol salió jugando con Juan Castillo, Damián Macaluso, Darío Rodríguez, Emilio Mac Eachen, Nahitan Nandez, Luis Aguiar, Paolo Hurtado (61′ Hernán Novick), Jorge Rodríguez (79′ Antonio Pacheco), Marcelo Zalayeta, Javier Toledo (67′ Mauro Fernández) y Jonathan Rodríguez.

A veces dedico mucha tinta (?) criticando el rendimiento del equipo... lo que pasa es que hay partidos en los que Peñarol juega rematadamente mal. Pero hoy tenemos que ser justos y decir que el conjunto carbonero no mereció perder. Y con esta afirmación comenzamos el análisis.

Si señor. No mereció perder, que no es lo mismo que decir que no supo ganarlo. Porque dominó el trámite por completo, creando inmensidad de oportunidades de gol (en ellas incluyo las anuladas por posición adelantada). De mitad de cancha en adelante el equipo fue netamente superior al rival, solo se fracasó en la definición. El pecado mirasol fue no haber encontrado la pausa justa, tranquilizarse con el balón y pensar antes de actuar, y ahí es cuando falla Aguiar, el propio Hurtado, Zalayeta, hombres capaces de clarificar el juego. Por su parte Cerro se limitó a armarse bien en el fondo e intentar jugar de contragolpe cada vez que se le presentara la oportunidad. Sin embargo los primeros 45 minutos se fueron sin goles.


Para el segundo tiempo llegó el gol de Cerro y las polémicas. El gol llega en uno de los dos ataques que tuvo el conjunto villero en toda la tarde, de contragolpe, donde la defensa estaba mal parada faltaban los carrileros. Fue una jugada muy rápida donde el delantero define al otro palo de Castillo que no pudo hacer nada. Peñarol siguió en la búsqueda constante del gol, pero claro, si antes lo hacía a lo loco, imagínese ahora con el tanteador en desventaja. Como dije más arriba hubo polémica, porque el (pésimo) arbitraje de Cunha dio que hablar, porque se comió dos claros penales en perjuicio del equipo carbonero, uno contra Toledo donde Pablo Melo le deja la plancha extendida (¿Por qué la cobran sin problemas en el medio de la cancha y les cuesta tanto hacerlo en el área?) y la otra es una clara mano de Dadomo, el jugador levanta sus brazos (vaya uno a saber por qué) y con ellos claramente desvía el trayecto del balón. Y NINGUNO FUE SANCIONADO POR CUNHA. No me canso de decirlo, pasan los partidos y cada vez queda más claro por qué no hay jueces uruguayos en la próxima Copa del Mundo en Brasil de este año... PORQUE SOS PATÉTICAMENTE HORROROSOS. 

Igualmente seamos justos (?) y digamos que Peñarol no supo ganar el partido. Atacó a lo loco y los nervios le jugaron en contra, más aún cuando el rival se puso en ventaja. Es otra derrota para el equipo de Fossati, que nos deja a tres puntos de los dos líderes que tiene el Clausura: River Plate y Fénix.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales