4/5/14

Peñarol 4 - 0 Juventud Clausura 2014

Peñarol salió jugando con Danilo Lerda, Carlos Valdez, Joe Bizera (66′ Darío Rodríguez), Damián Macaluso, Jonathan Sandoval, Sebastián Píriz, Luis Aguiar (77′ Carlos Núñez), Jorge Rodríguez, Antonio Pacheco, Marcelo Zalayeta y Jonathan Rodríguez (74′ Sergio Orteman).

Gran primer tiempo del conjunto carbonero. Sin perjuicio de que el arranque fue algo más Juventud, imponiendo una fuerte presión a la salida manya, con el correr de los minutos Peñarol se convirtió en dueño de la pelota y terreno, practicando un fútbol por momentos brillantes, con mucha prolijidad y criterio a la hora de ceder el balón, encabezados por un Antonio Pacheco y Luis Aguiar realmente iluminados. Pero sin lugar a dudas el abanderado de la tarde fue, una vez más, Jonathan Rodríguez... una bestia realmente, insoportable por donde juegue, no lo para nadie en velocidad, gran provocador de faltas y todavía un gran goleador. Los dos primeros goles fueron de su autoría: a los 18' minutos, una jugada muy parecida al primer gol frente a Nacional, pero esta vez los roles estuvieron invertidos, porque Zalayeta gana por derecha, se mete en el área, hace el pase atrás y Jonathan, como número nueve, define fuerte; y el segundo, a los 44', fruto de una gran jugada colectiva, con muchos toques, donde Luis Aguiar habilita brillantemente al pibe Rodríguez (habilitado en la repetición) para poner el segundo con el arco a disposición. Demasiado para un humilde Juventud, que con sus limitadas armas tuvo algunas chances, pero no logró ponerse a tiro. Quiero reafirmar el concepto, Peñarol dio cátedra de como jugar al fútbol, sin pelotazos, jugando el balón con criterio, firme atrás y en el medio, teniendo en Pacheco y Aguiar, además de Zalayeta (cada vez más igual al del año pasado), los protagonistas de darle buen trato al balón.



Para el complemento la cosa se emparejó bastante. El partido comenzó a ser de ida y vuelta, fruto del cansancio de algunos jugadores que acusaron el gran desgaste físico del clásico y del primer tiempo (recordemos que a excepción del arco, eran los mismos del partido pasado). Peñarol cedió pelota y terreno y apelaba a la velocidad de un extenuado Jonathan Rodríguez para cerrar el partido. Fossati observó esto y comenzó a mandar cambios: le dio ingreso a Darío por un Bizera que se fue bastante mareado a causa de un fuerte choque de cabezas, a los 66'; a los 74' sacó a un Jonathan Rodríguez fundido, y colocó a Orteman para darle más marca al medio, ya que Píriz y Aguiar eran constantemente desbordados; y por último, tres minutos más tarde, ingresó Carlos Núñez por Aguiar. Y este último cambio le dio un excelente resultado, porque Carlitos tuvo tres chances claras de gol; la primera quiere esquivar al arquero y la pelota se le va muy larga terminando en la intrascendencia de un saque de arco; pero la segunda tuvo revancha, tuvo la misma jugada en sus pies pero llegó con más tiempo, esquivó al arquero y marcó el tercero; y la tercera, recibe el balón en el área, y luego de varios enganches dejando rivales por el piso, define magistralmente al segundo palo anotando el cuarto y definitivo gol, con el que Peñarol terminó goleando a Juventud y manteniendo la punta del Clausura en forma solitaria.


Quedan solo dos partidos para la finalización del Clausura, Peñarol depende de sí mismo para quedarse con este torneo corto y disputar las finales con Danubio (ganador del Apertura). 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales