21/8/14

Peñarol 2 - 0 Jorge Wilstermann Copa Sudamericana 2014

No fue bueno el partido de Peñarol. Fue un equipo demasiado lento, anunciado, abusando del pelotazo, perdiendo pelotas divididas, con malas entregas del balón... muy mal partido. Además de que se insiste con jugadores que son más fáciles de saltar que de esquivar, que entorpecen el juego y con su malhumor contagian al resto, pero con un aplauso y besitos hipócritas a la tribuna logra conquistar a todo el mundo.

Un equipo lento, sin sorpresa, que en el segundo tiempo tuvo como primer recambio a Sergio Orteman... a uno le podrá gustar o no las tácticas y los planteos usados por el Fossati, es él quien está al mando del equipo, pero esta película de pasar vergüenza a nivel internacional con un plantel de viejos ya la vi, y parece que no se aprendió nada. Al final terminás pensando qué desperdicio tener en el plantel a Alejandro Silva, Hernán Novick...

ALINEACIONES:

PEÑAROL: Pablo Migliore, Carlos Valdez (62′ Sergio Orteman), Damián Macaluso, Gonzalo Viera, Andrés Rodales, Diogo Silvestre, Sebastián Píriz, Antonio Pacheco (75′ Alejandro Silva), Jorge Rodríguez, Marcelo Zalayeta (70′ Juan Manuel Olivera) y Jonathan Rodríguez. Director Técnico: Jorge Fossati. Suplentes: Washington Aguerre, Emilio Mac Eachen, Hernán Novick, Fabián Estoyanoff. 

JORGE WILSTERMANN: Matías Dituro; Juan Carlos Zampiery, David Díaz, Christian Vargas (70′ Félix Quero), Juan Pablo Aponte; Alexis Bravo (90′ Oscar Díaz), José Carlos Barba, Roly Sejas, Augusto Andaveris; Carlos Neumann y Rodrigo Vargas. Director Técnico: Jorge Baldivieso. Suplentes: Yadin Zalazar, Amilcar Sánchez, Carlos Vargas, Marco Rivero, Gianakis Suárez.

  1. Teniendo en cuenta que se jugó con un rival que estaba más concentrado en hacer tiempo y cortar brúscamente el juego, en lugar de vencerlo a Migliore, no se vio muy firme a la línea de tres zagueros. Valdez y Macaluso se llevaron el premio a la desprolijidad, y sobre todo el primero, abusaron mucho del pelotazo para Jonathan Rodríguez o Zalayeta.
  2. Diogo y Rodales estuvieron muy marcados, escasas veces el brasileño logró quebrar la línea (en buena forma, por cierto), lo que le dificultó mucho a Peñarol crear juego por las bandas, como lo había hecho cómodamente frente a Cerro.
  3. Mal partido de Píriz, y no es la primera vez. Poca marca y peores entregas de balón, pide a gritos un cambio de táctica donde se le coloque un compañero de marca. ¿Marcel Novick? Porque es claro que ni el Japo ni Pacheco están para aportar en la marca.
  4. Anulado Pacheco en la cancha, se lo notó malhumorado con los compañeros por el abuso de los pelotazos, entró poco en juego y cuando lo hizo fue marcado con facilidad. Zalayeta igual, mal habilitado, dedicado pura y exclusivamente a bajar en forma los ladrillazos que recibe desde el fondo.
  5. Casualidad o causalidad, se vio en Jonathan y Jorge Rodríguez, lo mejor de Peñarol en cancha. Ellos solitos, uno a pura velocidad y el otro con buen manejo, fueron los protagonistas de la creación de peligro en el arco del rival. Fueron ellos, justamente, los autores de los goles (con rebotes incluidos).
  6. Con respecto a los cambios, el técnico buscó reforzar la mitad de la cancha y lo mandó a Orteman (la otra posibilidad en el banco era Marcel Novick), mientras que buscó en Alejandro Silva y Juan Manuel Olivera, revitalizar el ataque en busca de una mayor diferencia para la revancha. Quizás se demoró mucho el ingreso de los últimos dos, mientras que sorprendió mucho el ingreso de Orteman. Bueno, hubiera sido peor, en el banco estaba Estoyanoff...
Se ganó, por dos goles, no es una gran diferencia capaz de ofrecer tranquilidad para jugar en la altura de Cochabamba, pero se ganó y no se recibieron goles. Lejos de creer que este 2 a 0 le da aire a Peñarol para la vuelta en Bolivia, creo que apenas es una buena ventaja, no suficiente para confiar ciegamente en ella, en otras palabras, sería aconsejable conseguir por lo menos un gol en la altura boliviana para evitar riesgos innecesarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales