21/1/16

Peñarol 1 - 3 Nacional Copa ANTEL 2016 - #PuntajeDelEquipo

Nada nuevo en la viña del Señor. Peñarol volvió a perder un clásico de verano. Si uno lo dice así nada más se puede digerir con calma… pero al momento de analizar el partido podes terminar arrancándote los pelos de desesperación hasta quedar pelado como culo e’ mono. Intentemos que no suceda. 

Mal. Muy mal Peñarol. Muy diferente al Peñarol de la semana pasada, lo cual nos llama poderosamente la atención si tenemos en cuenta que Pablo Bengoechea colocó el mismo equipo que el clásico anterior, solo un cambio: Forlán por Palacios, y todo bien con el pibe, lo queremos mucho y está rindiendo bastante al punto de merecerse un lugar como titular, pero tampoco sacamos a Messi y pusimos a Leonardo Fabio Moreno (?). Tampoco la pavada. 

A Peñarol se lo vio arruinado anímica y físicamente. Con un juego colectivo digno de un equipo amateur de gordos oficinistas los sábados por la noche. Floja defensa, casi nula marca en el medio, total ausencia de creación y absoluta eficacia en ofensiva. ¿Algo para rescatar? Si no hubiera sido por Guruceaga nos íbamos al descanso con la canasta llena de goles. 


Fue increíble. Peñarol ha tenido partidos malos, muy malos, regulares y alguno más o menos digno. Pero hacía tiempo que no se veía un rendimiento tan vergonzoso y lamentable. Estamos intentando ser lo más leves posibles con el equipo del Profe Bengoechea, dado que estamos en pretemporada y los cuerpitos siguen estando indomables. Pero aún así, no existe de ninguna manera tamaña diferencia entre los planteles de ambos equipos grandes. 

Es hacer leña del árbol caído ponernos a analizar rendimientos individuales, pero todos vieron el partido, y si no pudieron hacerlo, los cuatro párrafos anteriores son suficientes para imaginarse un panorama tan desolador. Como dijimos, lo más destacable fue la más que correcta actuación de nuestro arquero Guruceaga, quien puede haberse ganado un 6 sin ningún tipo de problemas. 

Uno o dos escalones más abajo (5 o 4) estén los rendimientos de Nandez, Viega, Guillermo y Gianni Rodríguez. Dentro de la pobreza futbolística fueron quienes, en cancha, tuvieron una actuación digna. El resto no pasa el 3. Algunos pueden rozar el 0 o el 1 como Albarracín que sigue sin dejar de volar en la intrascendencia. 

Los cambios sirvieron bastante poco, enlenteciendo aún más al equipo, lo que hizo que Nacional jugara a placer. 

Ojo. Es pretemporada y parecería poco sensato separar al técnico del cargo habiéndolo confirmado 4 semanas atrás (el momento era ese y no ahora), y contratando las incorporaciones por él solicitadas. No podemos repetir los errores del pasado. Lo ideal sería encerrarse en Los Aromos, con extremada autocrítica, disolver el matrimonio con algunos jugadores que nadie sabe cómo llegaron a ponerse la rayada de oro y carbón, y armar un equipo que se lleve a los rivales por delante, seguro atrás, fuerte en el medio, e implacable adelante. Porque aunque parezca mentira, hay plantel para ello.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales