15/6/16

Campeón multado

Peñarol logró el objetivo principal que se puso a inicios de la temporada 2015-2016: ser Campeón Uruguayo por 50º vez en la historia del Fútbol Uruguayo. Manteniendo un nivel de juego bastante irregular, con un discutido cambio de entrenador en el medio, con rendimientos individuales lejos de lo esperado y casi nulo juego colectivo. Así y todo, Peñarol hizo más puntos que todos... imagínese estimado lector cómo habrán sido los otros, si a todo eso le agregamos que en 31 partidos nos cobraron solo dos penales a favor frente a equipos que promediaban 1 por partido, y pensar que había "periodistas" que justificaban esto diciendo que Peñarol no pisaba el área. Para todos ellos que están con gran dolor, y para los árbitros que nos dieron duro y parejo (especialmente al nefasto Andrés Cunha), PEÑAROL ES EL CAMPEÓN.

Sin embargo, el orgullo y la alegría duro más bien poco. En primer lugar, por la invasión de hinchas en la cancha del Estadio Centenario una vez finalizado el partido frente a Plaza, impidiendo con el desorden el justo festejo de los jugadores y la entrega de medallas. Pero lo peor, sin duda, fueron nuevamente la escoria de la sociedad que se pone una camiseta de un club de fútbol y salen a destrozar todo a su paso, cometiendo todo tipo de delitos contra la propiedad ajena. ¿La Policía?

Estos hechos lamentables traen consecuencias. La Asociación Uruguaya de Fútbol decidió multar con 120 Unidades Reajustables, unos $ 108.715, por la invasión de hinchas previamente mencionada. Peñarol por su parte publicó en la red social Twitter un Comunicado de Prensa que dejamos a continuación para su consideración:


Evidentemente la multa parece ser la solución (?) más fácil. Nadie niega la invasión de los hinchas, pero no se observa por ningún lado la autocrítica de la AUF en la tan penosa organización, ni mucho menos críticas al Ministerio del Interior por la adopción irresponsable de no estar presente dentro del Estadio ni mucho menos la actitud de asumir el error de no prever los incidentes en la Avenida 18 de Julio. Para peor la culpa se esquiva y delega a otra institución. Lamentable. El cumplimiento de dicha multa no va a solucionar el problema. Si la actitud va a seguir siendo ésta difícilmente se pueda cambiar la mediocridad del fútbol uruguayo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales