28/8/16

Peñarol 0 - 0 Liverpool Uruguayo Especial 2016

Peñarol jugó con Gastón Guruceaga, Andrés Rodales, Maximiliano Perg, Bressan, Maximiliano Olivera, Tomás Costa, Angel Rodríguez, Luis Urruti (64′ Nicolás Albarracín), Hernán Novick, Gabriel Avalos (46′ Diego Rossi) y Junior Arias. Director técnico: Jorge Da Silva. Suplentes: Damián Frascarelli, Yefferson Quintana, Mathías Rodríguez, Nicolás Freitas y Guzmán Pereira.

Primer tiempo de principio a fin dominado por Peñarol, que salió con todo para llevarse por delante al rival. Ello, claro está, sin perjuicio de los contados ataques que tuvo Liverpool de contragolpe. El partido fue, lamentablemente, parecido a los 180 minutos frente a Sportivo Luqueño, con Peñarol jugando con mucha velocidad volcado al ataque, pero sin ideas, abundando el individualismo y con las "estrellas" recientemente incorporadas fallando una y otra vez en su intento individualista de conseguir anotar en la red. El segundo tiempo, con cambios, Peñarol siguió con su afán de lograr la ventaja, pero con el paso de los minutos el cansancio se apoderó del equipo y eso benefició a Liverpool para emparejar el trámite.

Ahora bien. Varias cosas para mejorar. Es verdad, nuevamente, el nefasto nivel arbitral de nuestro país hizo de las suyas perjudicando los intereses de Peñarol. Concretamente, y sin perjuicio de otras polémicas, a Junior Arias le anulan dos goles: uno, presumiblemente en forma correcta por falta de ataque, y el otro, muy mal anulado, cobrándose un fuera de juego QUE NO EXISTIO. Además, se reclama un penal contra Andrés Rodales cuando aún con repeticiones televisivas deja dudas. Adicionalmente, se cobraron faltas inexistentes y otras que fueron y se dejaron pasar, saques de esquina cuando correspondían ser saques de arco... cansa tanta mediocridad, a veces con olor a intencionalidad, y otras de burro nomas.

Lo dicho del arbitraje para cumplir con la tribunería, aunque no deje de ser cierto. Pero tampoco debe dejar de mencionarse que es poco menos que imposible pretender que Peñarol juegue bien cuando cada seis meses se coloca en cancha a 7 u 8 jugadores nuevos. Y para peor, juegue quien juegue, siempre fuera de posición. Hernán Novick para desbordar? Diego Rossi abriéndose cuando es un centrodelantero de área? Además, nos paso el Campeonato pasado (ese que igualmente terminamos siendo los Campeones), era unánime la idea de que el plantel precisaba una limpieza debiendo apostarse a las divisiones juveniles, y se contratan 11 jugadores? 

Tampoco suma que los dirigentes, para quedar bien con los hinchas, ante el primer tropezón del equipo (que ellos formaron contratando jugadores), vuelvan nuevamente a destacar las inferiores del club y la idea de utilizarlos en el primer equipo, cuando hoy por hoy el único de las inferiores que está en el plantel es el arquero Guruceaga mientras Diego Rossi juega dos por tres. Y menos comerse las pastillas de los movileros que diariamente van a Los Aromos y destacan los miles de goles que hace Arias o Ávalos en los entrenamientos, ya que lo único importante es lo que hacen en los partidos oficiales.

Ya que se compraron tantos jugadores y se volvió, nuevamente, a perder la oportunidad de armar un plantel con jugadores de las inferiores que ya tengan una idea de juego, quizás sea necesario algo de paciencia para que puedan jugar en equipo. Si pudieron rendir y aún ser los mejores en otros equipos, merecen la confianza del hincha y el DT de hacer lo mismo en Peñarol. Y cuidado con morfarse el humo periodístico porque luego la realidad nos pega una buena patada en el culo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales