25/9/16

Juventud 1 - 0 Peñarol Uruguayo Especial

Peñarol jugó así: Gastón Guruceaga, Alex Silva, Carlos Valdez, Bressan, Mathías Rodríguez (60′ Hernán Novick), Nahitan Nández, Tomás Costa, Guzmán Pereira, Nicolás Dibble (82′ Juan Martín Boselli), Junior Arias y Miguel Murillo (71′ Gastón Rodríguez). Director técnico: Jorge Da Silva. Suplentes: Damián Frascarelli, Maximiliano Perg, Angel Rodríguez y Gabriel Avalos.

Bue... jugar es un decir. A nada. Absolutamente a nada. Horrible, espantoso, dantesco, de terror, en todas las líneas. A ver. Desarrollemos esto. Si había algo que rendía en Peñarol era la línea de cuatro donde uno podía no entender la salida de Mathías Rodríguez pero que con Valdez y Perg venía bien. Bueno, en esta locura de Da Silva -quien ya no tiene más idea de cómo hacer jugar a Peñarol- ni la defensa se salvó, modificándola al inicio y durante el desarrollo del partido. 

Metió tres volantes en el medio para jugar contra un equipo bastante pobre a nivel ofensivo. Ponele que sea necesario porque fechas atrás nos ganaron el medio, pero perdiendo hoy, no fue capaz -siquiera- de meter un cambio ofensivo. Y en ataque, la peor imagen del equipo en este campeonato. Aunque me tiene podrido el chistecito de todo el mundo, no deja de ser cierto: Fabián Carini, arquero de Juventud, tiene los mismos goles que Peñarol en estas cinco fechas (2).


En el primer tiempo el rival se encerró en su área y un solo ataque le alcanzó para anotar el gol del partido. En el segundo tiempo se animó más y casi nos hace el segundo. Peñarol nada. Pero nada de nada. Es increíble, colectivamente el equipo no juega a nada y para peor el DT ya no le quedan más enchastre que hacer con los jugadores. Hoy por ejemplo, Nandez jugó de ocho, después de puntero por derecha y terminó de lateral de derecho. JAMAS en su posición. 

Lo peor es que lo vimos desde el inicio de este campeonato, tanta venta y compra de jugadores que aún siendo Campeón tenemos un plantel completamente nuevo donde aún no se han compenetrado entre sí para meter, por lo menos, una jugada colectiva como la gente. Es el riesgo que asumió el Cuerpo Técnico en echar a medio plantel y comprar lo mejorcito de los cuadros chicos. El resultado: 5 puntos en 15, perdiendo unidades con cualquier equipo con un poquito de trabajo serio.
Esta película de terror, seguro, tendrá más capítulos...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales