21/9/16

Para cambiar la imagen y volver a ganar

Habrán podido apreciar sin ninguna dificultad que no realizamos comentarios respecto al partido en el que Peñarol empató sin goles frente a Boston River en el Estadio Centenario. Sinceramente, la única diferencia que encontramos respecto a la derrota frente a Wanderers es que, justamente, no perdimos, pero jugamos nuevamente de forma terrible. 

Es verdad, y ya supimos decirlo, ante tanto cambio de jugadores en el plantel principal, Peñarol necesita de tiempo para "jugar a algo", pero realmente duele verlo así, sin ideas, ni rebeldía... ver como la agarra cualquiera y agacha la cabeza para convertirse en el salvador de la tarde-noche. Tan o más perdidos que nuestro entrenador, con cambios que solo él entiende y a la postre pasan sin pena ni gloria por la cancha. 

Ahora bien, parece que para este fin de semana habría un revulsivo, el Polilla cambiaría casi todo el medio campo, llegando a cambiar hasta la figura táctica: de 4-4-2 a 4-3-3. Ingresarían Naithan Nandez y Guzmán Pereira para acompañar a Ángel Rodríguez o Tomás Costa, arriba volvería a la titularidad Miguel Murillo y Luis Urruti, mientras que en fondo retornaría el brasileño Bressan y Mathias Rodríguez. 


Lo que si es seguro es que no suma saber que tu trabajo, bueno o malo, tiene fecha de vencimiento. Es de público conocimiento que en diciembre del corriente año termina el contrato del Polilla y nuestros "brillantes" (?) Dirigentes se encargaron, velozmente, de aclararle a todo el mundo que no solo no se le renovará, sino que ya hay candidatos. Buena forma la nuestra de estimular al equipo y al cuerpo técnico para mejorar este desastre... algún otro moco que haya para comer?

Volviendo al equipo, todas especulaciones. El Polilla quiere un equipo más aguerrido en el medio y más vertical y peligroso en ataque. Yo que se... esa habrá sido la intención desde la primera fecha pero, evidentemente, sus planes no han dado resultado. Cambios... para cambiar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales