9/10/16

Jorge Da Silva renunció a su cargo como DT de Peñarol

Aguardamos en las redes sociales hasta que finalmente se confirmó que Jorge Da Silva renunció a su cargo como Director Técnico de Peñarol. 


De este medio lo veníamos afirmando hace tiempo, y aunque pensábamos que el plantel necesitaba, de manera urgente, una renovación del plantel, el mayor error del cuerpo técnico fue haber incorporado tantos jugadores. Que no se nos malinterprete, una cosa era la no renovación de contrato de varios jugadores que por rendimiento habían terminado en el banco de suplentes en el Campeonato pasado, siendo varios valores de las inferiores del Club los que debieron hacerse cargo del equipo y lograr el Campeonato Uruguayo número 50.

Al confirmarse las bajas esperadas, imaginábamos que con lo demostrado en la cancha, el Cuerpo Técnico liderado por Da Silva le daría ingreso a jugadores de las inferiores que ya venían entrenando con el primer equipo, a los efectos de mantener la idea de juego, bajar el promedio de edad, y tratar de que la incorporación de jugadores de otros equipos fuera la menor cantidad posible debido a la necesidad de su adaptación. 

Pero nada de eso pasó, sino todo lo contrario. Es cuestión de visitar nuestra sección "Mercado de Pases" en donde se informó todas las incorporaciones realizadas. Más de 10 jugadores llegaron al Club de otros equipos, y lógicamente, era muy difícil pelear algún Campeonato con tantos jugadores nuevos. Se olvidaron de los goles de Cristian Palacios (una de sus anotaciones logró la obtención del Torneo Apertura 2015), Diego Rossi (fue el autor del empate transitorio en la final del Uruguayo con Plaza Colonia), Fabrizio Buschiazzo quien debió ingresar en partidos complicadísimos en el exterior y tuvo buenos rendimientos, el gran aporte de Federico Valverde que ya estaba negociado al Real Madrid. Se olvidaron de todo eso, y llenaron de "figuritas" del medio local al equipo, al rídiculo extremo de poner de titular a Gastón Rodríguez en la primera fecha habiendo llegado a Los Aromos seis días antes del mismo y casi sin preparación en la pretemporada esperando por la confirmación de su futuro.

Además, en la locura de encontrar el equipo se utilizaron jugadores en cualquier puesto menos en los que verdaderamente se destacan. Andrés Rodales jugando como lateral izquierdo y Naithan Nandez siendo puntero derecho o lateral derecho y nunca como volante central; claros ejemplos -pero no los únicos- de todo el manejo enchastroso del plantel. No nos olvidamos tampoco de los bajos rendimientos de los propios jugadores, sin perjuicio de la salvedad antedicha. 

Todo este cúmulo de errores fueron determinando este patético presente de Peñarol que nos tiene a 9 puntos de los líderes en la Tabla de Posiciones del Uruguayo Especial, habiéndose jugadores 7 fechas. Sin perjuicio de eso, tampoco debemos omitir la penosa imagen de Peñarol a nivel internacional en la Copa Libertadores y Sudamericana de este año.

Resta por ver quién se encargará del equipo hasta el final de año, dado que el principal objetivo del Presidente Damiani como del resto de la Directiva es la contratación de Guillermo Armada. Igualmente, nuestras fuentes nos indican que no sería el único candidato. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales