28/11/16

Nacional gana el clásico por medida cautelar de la Comisión Disciplinaria de AUF

Película repetida. Nuevamente en el Uruguay la injusticia vuelve a triunfar en el patético fútbol uruguayo. En la jornada de hoy la Comisión Disciplinaria de la AUF decidió, como medida cautelar, resolver que el partido clásico no se jugará (ni a puertas cerradas), que el ganador fue Nacional, y que Peñarol deberá jugar los últimos dos partidos del Uruguayo Especial 2016 a puertas cerradas. 


Es un mensaje. Un claro mensaje a la opinión pública de que la violencia en el fútbol la genera Peñarol, que Peñarol es el culpable de todos los desmanes. Lamentable. Se han pasado todo el Campeonato Uruguayo Especial 2016 castigando a Peñarol con multas y partidos a puertas cerradas, y la pregunta se impone: ¿han solucionado algo?

La respuesta es evidente: NO. Porque no tienen idea. O capaz no tienen ganas. El fútbol uruguayo da asco. Apesta. Está podrido. Desde la invasión de los delincuentes en las tribunas, hasta las patéticas resoluciones de Comisiones y Tribunales de la AUF, totalmente pintados en todo esto, aplicando reglamentos ridículos a favor de los mismos de siempre. 

Planteamos la siguiente propuesta. Imaginen un fútbol uruguayo sin Peñarol. ¿Creen que desaparecería la delincuencia en las tribunas? ¿O acaso estas lacras humanas se vestirían con alguna otra camiseta y daría rienda libre a sus fechorías? Más que responder los obvio, afirmamos lo siguiente: no hay Club en el Uruguay que no tenga estos problemas. Todos estamos aburridos de escuchar, todos los fines de semana, hechos de violencia en todas las canchas. Pero los sancionados, multados y con partidos a puertas cerradas, siempre son los mismos.

Y cuando la culpa es de las autoridades, del Ministerio del Interior, Poder Ejecutivo, AUF, etc. ¿Quién y qué sanción le ponemos? Concretamente, el pasado domingo, los delincuentes hacían lo que querían en la Tribuna Ámsterdam, y algunos policías miraban desde la Olímpica y otros estaban afuera del Estadio recibiendo todos los proyectiles que estos animales les arrojaban. Hasta una garrafa de 13 kilos les cayó. En ese momento se anunció que las puertas de la Tribuna Ámsterdam se habían cerrado, no sabemos muy bien si fue idea de la policía o de los propios delincuentes. O sea, los causantes de los desmanes estaban en la misma Tribuna sin posibilidad de salir. Era justo ese momento para poner a los delincuentes en su lugar y demostrar quien manda en las Tribunas, en los Estadios, en las ciudades, en el país. Pero no, les faltó aplaudir. Una clara muestra de inoperancia, ignorancia y omisión de sus deberes (clara represión del delito) totalmente absurda como injustificable. 

En todo este caos de ingobernabilidad y anarquía en materia de seguridad, el titular del Ministerio del Interior coordina una conferencia de prensa para declarar que el operativo de seguridad del clásico FUE UN ÉXITO. Y al mismo tiempo de que te causa gracia, lo volvés a leer, te volvés a reír y no lo podés creer, te ponés a pensar qué hubiera ocurrido si el operativo hubiera fracasado. 

En lo estrictamente deportivo, aunque a pocos les importe, Nacional ganaría el clásico en las tribunas (3 a 0), quedaría como puntero de la Tabla de Posiciones del Uruguayo Especial 2016 y estaría a 90 minutos de ser el Campeón (si gana y sus perseguidores pierden). Por su parte Danubio, principal candidato a luchar por el título con los albos, emitió un Comunicado de Prensa solicitando la inmediata renuncia de toda la Comisión Disciplinaria (LEER COMUNICADO).

Todo esto apesta. Y a los de arriba, quienes tienen la obligación de hacer cumplir las normas y darle seguridad a los ciudadanos, no se les cae una idea para terminar con esto. Pero de verdad, piensen nuestra humilde propuesta, un fútbol uruguayo sin Peñarol, sin ese conejillo que tienen para culpar de todos los males y aplicarle todas las chotas sanciones inventadas en los patéticos reglamentos de un fútbol de cuarta. Que el último asqueroso sorete de corbata que tire la cisterna. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales