14/11/16

Racing 2 - 5 Peñarol Uruguayo Especial 2016

Peñarol jugó con Gastón Guruceaga, Alex Silva, Carlos Valdez (21′ Yefferson Quintana), Matheus Bressan, Mathías Rodríguez (82′ Andrés Rodales), Guzmán Pereira, Nahitan Nández, Nicolás Dibble, Diego Rossi (46′ Angel Rodríguez), Nicolás Albarracín y Junior Arias. Director técnico: Fernando Curutchet. Suplentes: Damián Frascarelli, Martín Boselli, Miguel Murillo y Gastón Rodríguez.

Mensaje claro del plantel a la Tribuna. Aunque el mensaje no parece haberle llegado a los delincuentes que se ponen la camiseta de Peñarol y van al Estadio

Peñarol ganó un partido complicado. A ver, no jugamos contra el lider de la tabla ni con un equipo fuerte en lo previo, sino más bien, fue un partido entre dos equipos de mitad de tabla. Sin embargo, el rendimiento defensivo de ambos fue tan desastroso que terminó siendo un encuentro muy atractivo lleno de goles donde, afortunadamente, lo ganó Peñarol. Y decimos afortunadamente, porque pudo ser para cualquiera. 

El primer tiempo, principalmente los primeros 20 o 25 minutos se encargaron de demostrar al pésimo nivel defensivo de Peñarol. Realmente horrible. Y preocupa, teniendo el clásico -único partido relevante que queda en el año- a la vuelta de la esquina. Primero, muy preocupante lo de Carlos Valdez, no solo por sus recurrentes lesiones, sino que ello lleva a que cada vez juegue menos partidos y lo haga en un bajo nivel. El capitán salió lesionado y su lugar lo ocupó el juvenil Quintana. Para peor, una de las incorporaciones carboneras, Bressan, tuvo sin duda uno de los peores partidos desde que está en Peñarol. Realmente malo, perdido en la marca, fácilmente superable y con un sin fin de errores que le costaron al equipo un penal y un gol en contra. Y viendo esto uno se pone a pensar: ¿no hay otra cosa para probar en la última zona? ¿habrá algún zaguero en el plantel o en las inferiores mejor que Bressan? Es evidente que cuando Perg se recupere volverá al equipo titular de forma inmediata. Pero, ¿Buschiazzo es menos que Bressan o Valdez? ¿No había otro para traer? En fin, al pésimo nivel de la zaga sumemos que tanto Alex Silva como Mathías Rodríguez tienen más vocación ofensiva que defensiva, pero dentro de todo, colaboraron en lo que pudieron. Guzman Pereira y Naithan Nandez tampoco fueron solución en el medio, siendo constantemente superados.

Mientras el equipo dio pena en defensa, en ofensiva fue todo muy diferente. Tal cual lo afirmó Curutchet (solo podemos interpretarlo de mitad de cancha hacia adelante) el equipo se está encontrando. Quizás se deba estudiar la posición de Rossi, jugador que aunque no desentonó, su juego es dentro del área, es goleador, y ponerlo de volante por derecha parece a todas luces un desperdicio. 

Merecido o no, y teniendo en cuenta las falencias defensivas, Peñarol pasó rápidamente al ataque y encontró los goles para empatar y dar vuelta el partido. Y aunque todos estuvieron en un nivel más que aceptable, se destacan los rendimientos de Junior Arias y Nicolás Albarracín, autores de 4 de los 5 goles de Peñarol (el restante lo hizo Ithurralde en contra). Peñarol explotó las bandas, combinando Alex Silva, Rossi y a veces Dibble por derecha, y Mathías Rodríguez y Albarracín por izquierda, mientras Arias ejercía presión alta como centrodelantero. Si la defensa de Peñarol fue mala, la de Racing estuvo varios escalones por debajo. Jamás pudieron contener el vértigo de los hombres de ataque.

Y aunque Peñarol convirtió tres goles relativamente rápido, la tranquilidad no llegó dado que Racing se puso en partido antes de la finalización del primer tiempo (gol en contra de Bressan aunque se lo dieron a un jugador de Racing). Se iban al descanso 3 a 2. 


En el complemento, Curutchet buscó afianzar la mitad de la cancha dándole ingreso a Ángel Rodríguez por Diego Rossi, lo cual solo duró 10 minutos, debido a que el volante vio la roja en forma infantil. Peñarol, con diez, debía aguantar más de media hora de partido. Todos pensamos que Racing lo aprovecharía... pero no estuvo fino en la definición, y Peñarol de contra consiguió otros dos goles para sellar el sentenciar el partido. Al final, ingresó Rodales por Mathías Rodríguez quien salió con una molestia muscular.

Lo positivo, sin dudas, es la buena conexión que están teniendo los jugadores de mitad de cancha hacia adelante. Sobre todo Junior Arias, jugador que llegó a Peñarol con excelentes antecedentes pero le costó una enormidad hacer un gol. Ya lleva 5 en este campeonato. Interesante lo de Albarracín también, sintiéndose cada vez más cómodo y protagonista en el equipo (mejorando su estado físico podrá aguantar mejor los 90 minutos). Muy bueno lo de Dibble, aunque todos sus esfuerzos se arruinan con sus definiciones. Lo negativo, y que se debe mejorar cuanto antes, es la atención, coordinación y serenidad en defensa. Principalmente en Bressan, quien abusa permanentemente de las faltas sin sentido con el rival de espaldas al arco, y su desconcentración hace que pierda permanentemente la posición en el juego por elevación. Y la fragilidad física de Valdez obliga al cuerpo técnico a buscar una nueva solución en la zaga. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales