12/2/17

Liverpool 0 - 0 Peñarol Apertura 2017

Peñarol formó con Gastón Guruceaga, Hernán Petryk, Iván Villalba, Ramón Arias, Lucas Hernández, Nahitan Nández, Marcel Novick (69′ Nicolás Dibble), Guzmán Pereira, Matías Mier (62′ Cristian Rodríguez), Gastón Rodríguez (59′ Junior Arias) y Lucas Cavallini. Director técnico: Leonardo Ramos. Suplentes: Kevin Dawson, Maximiliano Perg, Alex Silva y Martín Boselli.

Debemos reconocer que fue un partido parejo, con buenos momentos para cada equipo, donde ninguno fue lo suficientemente fino como para concretar alguna de las ocasiones de gol. Todo ello sin perjuicio del nefasto arbitraje de Oscar Rojas, dejando lamentablemente su huella en todo el partido.

Peñarol intento repetir el buen juego desplegado en el Campeón del Siglo frente a El Tanque Sisley la fecha pasada, buscando los desbordes de Petryk y Nandez por derecha y Matías Mier y Lucas Hernandez por izquierda, para que Lucas Cavallini y Gastón Rodríguez materializaran las oportunidades en la red. Pero resultó bastante complejo llevar a la práctica dicho plan, dada la firmeza defensiva del rival (mucho más fuerte que El Tanque).

El partido se hizo friccionado en el medio. Ambos equipos presionaban las salidas del rival. Y ambos hechos ocasionaron que Peñarol como Liverpool abusaran del pelotazo en ocasiones... facilitando las tareas defensivas. Sin embargo, se pudieron observar interesantes ocasiones carboneras creadas por derecha, pero arriba Cavallini chocó mucho con los zagueros y pasó en el piso, mientras Gastón Rodríguez no logró desnivelar y con el paso de los minutos fue desapareciendo, sin dejar de mencionar que mereció ser expulsado en una jugada donde preliminarmente recibe una dura infracción y reacciona con una plancha al rival; también no dejar de mencionar que ambos goles de Liverpool fueron correctamente anulados por posición adelantada, aunque el tendencioso comentarista televisivo luego de 200 repeticiones no sea capaz de verlo. Acá decimos todo 

Para el complemento poco cambió. Aunque Peñarol fue un poco más, siguió prevaleciendo el juego cortado, abundaron las faltas y la liviandad de un pésimo arbitraje. Leo Ramos introdujo cambios buscando mayor proyección ofensiva, sobre todo con el ingreso de Cristian Rodríguez, y aunque se logró mayor presencia en campo rival, el tanteador terminó incambiado. Sobre la inclusión del Cebolla, no nos dejó de sorprender su posición en el terreno de juego, dado que lo habíamos imaginado bien abierto por izquierda (más aún con la salida de Mier), sin embargo se convirtió en un mediapunta habilitando los desbordes de Hernández, Petryk, Nandez y Dibble.

Como dato negativo, además del resultado, y sin dejar de mencionar que era esperado, fue la expulsión de Naithan Nandez por doble amonestación. Sin criticarle su entrega en la cancha, es evidente que debe controlar la vehemencia para no ver la mitad de los partidos del campeonato en la tribuna. Adicionalmente, es preocupante la sequía goleadora de los delanteros, dado que en el partido pasado el 4 a 0 lo constituyó un gol en contra, dos de un volante (Nandez) y el restante de Dibble (hoy suplente). Cavallini, Gastón Rodríguez y Junior Arias siguen sin convertir, y seguro que es un tema a tener en cuenta para el cuerpo técnico. 

En la otra cara de la moneda debemos resaltar el excelente trabajo defensivo demostrado hasta el momento, sin goles en contra en 180 minutos de fútbol, con un gran rendimiento de la pareja de zagueros Arias-Villalba, por un lado la voz de mando del Cachila y por el otro la fortaleza física y anímica del paraguayo. Sobre él, nos molesta sobremanera la hipocresía de los periodistas deportivos del monopolio, criticando con dureza al paraguayo por los mismos hechos que en la Selección elogian de Lugano, Godín o Giménez y en el torneo local del gordito capitán del tradicional rival. Esa dualidad de criterio es realmente asquerosa y tendenciosa. 

Primeros dos puntos dejados por el camino. Sin dudas hemos mejorado sobremanera un aspecto que la temporada pasada nos volvió locos: la defensa. Queda en el debe que los delanteros mejoren la puntería para que, en consecuencia, el plantel se acostumbre a ganar y los fantasmas de la pasada temporada, desaparezcan por completo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales