14/3/17

Cambios para ganar

Así puede titularse el laburo del cuerpo técnico de Peñarol en los entrenamientos de cara al partido frente a Atlético Tucumán del próximo jueves 16 de marzo a las 21:00. Peñarol viene invicto en el torneo local pero ha resignado varios puntos que lo han alejado de la punta, mientras que pasó una brutal vergüenza en el debut de la Copa frente al Jorge Wilstermann en Cochabamba.

Cambios para ganar. Eso habrá pensado -imaginamos- Leo Ramos cuando se inclinó por darle ingreso a Alex Silva en lugar de Hernán Petryk, dado que apostó por mayor proyección ofensiva con el ex Wanderers. Pero no le salió, porque relegó a un jugador que venía rindiendo muy bien en el lateral derecho aportando seguridad en defensa y ataques con criterio, por un jugador que ha sido permanentemente vulnerado por los rivales y no siempre termina bien las jugadas en ataque. 

Tampoco es el único cambio. Tenemos un jugador que se hizo el dolobu con la expulsión que sufrió con su ex equipo Fénix y ahora debe cumplir otros tres partidos de suspensión (Lucas Cavallini). Y por último, el medio de la cancha ha sido un dolor de cabeza para el entrenador, quien ha incluido volantes mixtos para tareas defensivas... ni Guzmán Pereira, Tomás Costa y Naithan Nandez son jugadores que se destaquen en la marca. 

Es verdad también que el jugador titular en la marca (Marcel Novick) recibió en las últimas horas el alta médica del esguince padecido y es uno de los posibles ingresos el jueves. Y arriba, Ramos deberá inclinarse por Affonso o Diego Rossi para sustituir a Cavallini.

A todo eso hay que sumarle la lógica presión que se ejerce sobre los jugadores y el cuerpo técnico para lograr una victoria frente al Atlético Tucumán. Seis goles se comieron con el rival, en lo papeles, más débil del grupo. Es demasiado pronto para afirmar que la clasificación esté complicada, más aún con el empate entre Palmeiras y Atlético Tucumán en Argentina.

Por todo eso, más los últimos antecedentes de Peñarol en la Copa Libertadores (demasiado penosos) hacen que la victoria del jueves sea impostergable. Hay con qué, siempre y cuando se dejen los caprichos de lado y se haga en la cancha lo que se entrena en la semana. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales