15/5/17

Racing 1 - 3 Peñarol - Apertura 2017

Peñarol jugó con Gastón Guruceaga, Hernán Petryk (90′ Maximiliano Perg), Yeferson Quintana, Ramón Arias, Lucas Hernández, Nahitan Nández, Marcel Novick (52′ Diego Rossi), Guzmán Pereira, Cristian Rodríguez, Junior Arias (71′ Angel Rodríguez) y Lucas Cavallini. Director técnico: Leonardo Ramos. Suplentes: Kevin Dawson, Alex Silva, Nicolás Dibble y Matías Mier.


Y un día... Peñarol volvió a ganar. Partido complicado al inicio, con una imprecisión desesperante en los pases, poca contención en el medio y desatentos en defensa. Y eso que Ramos volvió al esquema táctico con 4 en el fondo, devolviendo todo a su lugar. Sin embargo, con un rival que no ofreció muchas preocupaciones, era cuestión de tiempo que llegara el primer gol de Peñarol con algún pelotazo largo del fondo para Cavallini. Y llegó así nomas, en una contra... Cavallini controla en carrera, esquiva un defensa y al arquero y define. Racing no se quedó atrás y aprovechó el desconcierto general del equipo, y en un tiro libre encontró el empate de cabeza. Por si fuera poco, al cierre de los primeros 45 minutos, Cavallini fue expulsado por doble amonestación... tarde o temprano la máquina de las faltas de ataque iba a tener su recompensa. 

Para el segundo tiempo Peñarol salió con otra actitud y Ramos, a los pocos minutos, hace una modificación que definió el partido: ingreso Diego Rossi por Marcel Novick, arriesgando para ganar. Es que nadie entiende como el juvenil no fue titular... quizás el representante de los árboles se ofenda, pero visto el rendimiento de Rossi jugando en su posición, parece poco más que increíble que sea el suplente de Affonso o Cavallini. Lo concreto, Rossi se combinó a la perfección con Junior Arias, para que en velocidad anotara el segundo de Peñarol. Y el tercero no se hizo esperar... en una contra liderada por el Cebolla que se va solo contra el arquero por derecha, la cede al medio y Rossi la empuja. Es que teniendo a Nandez, Cebolla y Junior Arias, todos destacados en velocidad, precisan un centrodelantero rápido para habilitar y que define, porque de lo contrario, con un árbol instalado en el área, todo morirá en tristes centros mal tirados y en 500 faltas de ataque por partido. Es que ese jueguito facilongo de centros (de cualquier parte de la cancha y casi siempre mal tirados) al nueve corpulento ya pasó, no se le gana a más nadie así...

Peñarol termina el Torneo Apertura con un triunfo, en la tercera posición con 28 puntos, a 8 del puntero Defensor u a 7 del segundo, Nacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Datos Personales